01/02/16 Día para la historia de Aquafish

1

Bueno ya un poco más relajado y con algunas horas de haber podido dormir, puedo escribir algo de lo vivido por toda la tripulación de Aquafish-Argentina y todos los pescadores que nos acompañaron en el día Sábado 30 de Enero del 2016, en nuestra embarcación SIN APURO, que para nosotros ha sido único.

El grupo que había contratado la excursión estaba formado por Adrián de Brito, reconocido guía de pesca del río de la Plata, y completado por los tres mosqueteros, Eduardo (la saeta), Julio, (el correntino), y Carlos ( PIA para mí). En lo personal eran pescadores muy especiales, ya que a varios de ellos los conozco hace ya muchos años, y la relación que me une va más allá de lo comercial, tengo un gran afecto por varios de ellos. Otros pescadores que traja Adrian, era la primera vez que se embarcaban con nosotros, y realmente al final de la jornada, reconozco que me encontré con personas fantásticas.

La consigna era realizar pesca de limones y anchoas de banco en la modalidad de Deep jigging, no a trolling, ya que el nivel de pesca de muchos de ellos no admitía la posibilidad de trolling, por más que yo los quisiera convencer que los limones de mayor porte los íbamos a poder capturar de esta forma. Así que bien temprano por la mañana salimos rumbo a uno de los bancos más tradicionales de estas especies en Mar del Plata, el Banco de Pescadores.

 

Cuando llegamos ya había un par de embarcaciones buscando a los limones, así que tiramos las cañas de trolling solo con el objetivo de ver si tocábamos alguno, para luego tirarles los jigs, y como a la media hora el banco se había convertido en la 9 de Julio. Decidimos ir a otra zona, en donde hubiese menos presión de pesca y con mayor profundidad podríamos realizar lo que todo el grupo quería, capturar a estos misiles a jigging.

Como no me gusta hacer muy largos los comentarios de las publicaciones que hacemos en Facebook, ya que creo que a la gente le cansa tanta letra, les resumo que logramos capturar unos 24 limones y unas 16 anchoas de banco en esta modalidad, en lo personal, para nada conforme ya que desde que ha comenzado la temporada para nosotros a mediados de Noviembre, hemos tenido días de hasta 145 limones en una jornada.

En lugar de regresar a puerto con estas capturas, decidimos un acuerdo: volver al banco de pescadores para ver si había menos embarcaciones y probar los últimos momentos de la jornada en esa zona. Y acá ocurrió lo que nunca hubiésemos imaginado, comenzamos a realizar trolling en busca de los limones de mayor porte y de repente una de las cañas tubo una corrida tremenda, Ezequiel mi hijo, me comenta que cree que el rapala se había enganchado en el fondo, algo que es común en este banco por la poca profundidad que tiene en algunos sectores. Como la estropada del barco continuaba, tuvimos que virar rápidamente para que no se nos vacíe el carretel completo, e ir en busca del señuelo a donde se había enganchado.

 

La sorpresa fue que cuando ya estábamos cercanos al enganche, la caña comenzó a cabecear dando muestras que había un pez en el señuelo.

El pescador que tenía la caña, muy lentamente comenzó a recoger y mi primera sensación fue que se tratada de un tiburón escalacrum, ya que en otras ocasiones hemos tenido piques de esta especie en los Rapala. La sorpresa y la locura ocurrieron cuando después de varios minutos de pelea, vimos asomar la sombra de una extraordinaria corvina negra, que venía robada del lomo. La felicidad del pescador y de toda la tripulación fue inmensa, ya que no es para nada común pescar esta especie en esta zona de Mar del Plata, y menos de ese tamaño.

Seguimos troleando un rato más, y como la sonda me había hecho unas marcas bastante particulares que nunca antes había visto, comenzamos a pasarle por encima, hasta que nuevamente tuvimos otro pique que se perdió. En lugar de seguir haciendo trolling, decidimos ir hasta una de estas marcas que habíamos visto, y ni bien llegamos la vimos nuevamente y todos los pescadores tiran los jigs.

 

De repente 5 cañas a la vez tuvieron tremendos piques que les vaciaban los carretes y no sabían cómo parar estos piques. Creo que en ese momento nos dimos cuenta que se trataba de un cardumen de enormes corvinas negras, por la forma de llevar que tenían, dos de ellas se perdieron en la pelea y 3 de los pescadores tuvieron la enorme fortuna de sacarlas a jigging, algo único e inédito que en más de 20 años en esta actividad jamás nos había sucedido.

Nunca voy a dejar de asombrarme con las posibilidades que da la pesca de mar, y el día que sin lugar a dudas ha sido uno muy especial para todos los integrantes de Aquafish-Argentina, y para todo el extraordinario grupo de pescadores que nos acompañaron y vivieron esta jornada única, que realmente no sabemos si se va a volver a repetir.

Firma, Aquafish-Argentina, un grupo de trabajo comprometido con el pescador deportivo.

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/010216-dia-para-la-historia-de-aquafish/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Aquafish Pesca Embarcada

Aquafish-Argentina, empresa dedicada exclusivamente a la Pesca Deportiva Embarcada en Mar del Plata y a realizar Tours de pesca a diferentes lugares del mundo (Galápagos, Venezuela, Costa Rica, Panamá, Méxio, etc). Realizamos Pesca de fondo, spinning, trolling, jigging y fly. Fuimos elegida por las firmas Rapala y Shimano para testear todos sus nuevos productos antes de ser lanzados al mercado. Contacto: +54 223 154-001335

1 comentario

  1. osvaldo fiorenza on

    justamente a titulo de simple comentario este año en la pesca embarcada de indole comercial se han obtenido hasta 25 ejemplares de negras , algo insolito para la pesca costera de red que sorprendio tanto a los turistas que como yo que en forma diaria concurriamos a ver que pescaban los trackers comerciales como a los clientes y especialmente a los pescadores que manifestaban que hacia aproximadamente 18 años que no se daba esta pesca. los ejemplares eran todos parejos de unos 9 0 10 Kg, aun presentaban ovas y panzas conteniendo solo algunas almejas. La pasada de las corvinas se dio a tres mil metros de la costa de La Lucila del mar y San Bnardo.

Deja un comentario