01/03/18 Tarariras con lentejas

0

Salimos a pescar con mi compañero de salidas: Alejandro D Seeliger, quien consiguió permiso en un campo sobre ruta 6 camino a Luján…

El problema es que teníamos que entrar temprano porque el encargado tenía que salir 7.15 am, así que arrancamos tempranito, a las 6 am ya estábamos arriba, ordené las cosas y salí a esperar a mi compañero de pesca para partir. Pocos minutos después ya estábamos en el campo. El encargado fue muy atento, nos marcó dos lugares: un arroyo y una laguna.

Primero encaramos para el arroyo, caminamos muchísimo, sólo pudimos pinchar una sola taru versión “pocket”, totalmente de bolsillo. Los paisajes eran espectaculares pero la pesca casi nula. Fuera de la captura no obtuvimos respuesta a pesar de intentar con varios modelos de muñes. Ya eran las 10 hs¿Qué hacemos? ¿Vamos a ver qué onda la laguna? Daba mucha pero mucha fiaca volver al auto después de haber caminado tanto en vano.

Cortamos campo por el pastizal, nos desubicamos y no encontrábamos el auto ni puntos de referencia… hasta que por allá entre el pastizal se vió el techo!!! Tuvimos que corregir la trayectoria porque veníamos apuntando mal… muy mal. Salimos en el auto y nos pasó lo mismo, le teníamos que embocar a una puerta de alambre que nos llevó un rato largo encontrar. Una vez que llegamos a la laguna el viento se había tornado muy molesto. La laguna era bastante chica, agua bien barrosa y con un extremo que terminaba en punta lleno de lentejas de agua. “Si están, tienen que estar ahí” nos dijimos.

 

Arrancamos y movimos 1 o 2… casi nada. Veníamos trabajando con cucharas para buscar el fondo y gomas tipo pescaditos. Hace tiempo un amigo me había regalado unos z-man popper antienganche. Le pregunto a mi compañero: – Si fueses taru… ¿cual morderías?. “El VERDE”, me contestó. Puse el verde y todo cambió. Ademas del color se ve que a las tarus les hacía doler la cabeza el ruido del movimiento del agua causado por el muñeco. Lo empezaron a atacar ya desde el primer tiro. Erré unos 5 piques… ¿Qué pasa? O Yo vengo muy rápido o las tarus están lentas.

Decidí “poppear” más pausado y ahí resolví gran parte de la cuestión. Así y todo seguí errando, lograba que ataquen pero me costaba la clavada, había mucha vegetación en el fondo y arriba. Tanto pasar, tanto intentar hasta que las tarus se apiadaron. Fue una fiesta de ataques y ataques, pescamos unas 10, dentro de las cuales se destacó un cocodrilo de casi 3 kilos!!! A las 13 guardamos todo, y volvimos a nuestros respectivos hogares para seguir realizando nuestras tareas de limpieza para juntar “matri-millas” para nuestra próxima salida.

Saludos y buenas pescas!
Gentileza de Christian Andrés López 

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/010318-tarariras-con-lentejas/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Christian Lopez

Deja un comentario