02/01/16 Recorriendo el Delta de Villa Paranacito

0

En esta ocasión fui invitado por Carlos Stefanoni y su amigo Omar, que tienen un hermoso traker en la guardería Los Pinos de la localidad Entrerriana de Villa Paranacito..

A las 8 hs ya estábamos navegando. La idea era ir a lugares nuevos y no remontar los cauces principales como el Martinez, La Tinta o el Uruguay, que de no encontrar respuesta en otros lugares obviamente le haríamos una recorrida. El Capitán Omar le dio derecho por un canal que ni le figuraba en el Gps, la verdad que me sorprendió la exuberancia de la vegetación, nunca había navegado por ahi, que lugares tenemos.. una belleza total y tan cerca de Bs As. El que no conozca que vaya, se va a sorprender.

 

Bueno ese canal por el que navegamos se terminó y no podía ser mejor lugar, tenía toda la pinta de Taruchometro supremo. Nos acercamos con cuidado a una costa, nos atamos de un árbol y quedamos a la sombra, un lujo impagable a comparación de las pescas que suelo hacer. Nos dispusimos a armar los equipos, el ecosonda ahi marcaba 3 metros… miraba para todos lados, se veían muchos palos sumergidos, puntas de troncos y observando bien me doy cuenta que en realidad no terminaba ahí el arroyo, estaba bloqueado por varios árboles caídos y vegetación que se fue juntando ahí arrastrado por la última crecida.

Miraba mi caja de señuelos y no podía decidirme con que arrancar, el tipo de escenario con tantos palos daba que iban a peligrar muchos señuelos, me decidí por una Rana Gozio Soft trailada con una cuchara ya que esto me daría un reconocimiento de donde estaban las peligrosas ramas sumergidas para luego sortearlas cuando colocase otro señuelo. Primer tiro¨, ataque y captura… como lo supuse el lugar era un Taruchometro, muchísimas capturas, como a la décima ya estaba mas que conforme así que decidí aumentar la diversión y cambiar a señuelos de superficie.

 

Fue una explosión de alegría en el agua, hermosos ataques con ese sonido de mandíbulas único, muchos dobletes y desde las 9 hasta las 11 hs fueron varias capturas. Los tamaños lindos, casi todas medianas, lo bueno de este ámbito es que tenían profundidad para acentuar así una hermosa pelea, cosa que no pasa..  cuando uno las pesca en 50 cm o con vegetación hay que apurarla, acá la sacábamos a lo limpio y soltaban todo el poder. Después de tanto en un mismo lugar los piques se empezaron a espaciar, era momento de cambiar de lugar.

La verdad que la pesca de Tarariras estaba mas que hecha por lo que fuimos a buscar algunos Lingotitos y si se daban algunos Chafalotes, que decían había por la zona. Nos pusimos en marcha hacia la boca del Mosquito, otro lugar hermoso y prometedor que daba para bajar de la lancha, no había mucha costa pero la suficiente. Abrí la caja de señuelos y me decidí por un Shiner king 90, no fueron muchas casteadas y vino una brusca frenada, clavada instantánea y hermoso salto inmediato, otro salto y otro mas hasta que se desprendió. La adrenalina que dan estos Doraditos es hermosa. Vuelta al casteo, un par de lances y otro ataque, fuerte clavada, linda pelea.. le conté cuatro saltos y se fue. Ya íbamos dos a cero y mis compañeros con la misma suerte.

 

Omar se decide por poner carnada mientras Yo sigo casteando. Otro hermoso ataque, viene el salto, la pelea mas saltos, ya lo puede traer a la costa.. que alegría cuando lo voy a alzar cabeceo, y se fue. Que paliza me estaban dando, como hace mucho no recibía. Me puse a revisar los triples a ver si estaban torcidos y no, perfectos y pinchaban de lo lindo. Seguí insistiendo, iba a cambiar el engaño pero a comparacion de mis compañeros era el que mas ataques tuve, no era lógico sacarlo. Viene otro ataque clavada y salto, este era
” El Dorado” hermoso ejemplar, le calcule unos 5kg, cae del salto y sale disparado hacia unos palos.. lo prepoteo para el lado contrario y me explota la caña a la mitad, no lo podía creer!! Obviamente se suelta, con la caña partida, agarro el multi con la mano para recuperar el señuelo y tengo otro pique cerca de la costa de una Manduva, de la bronca ni foto le saque y mi compañero la devolvió al agua.

Me dispuse a sacar mi caña muleto y seguir en la tarea. Otro lance, ataque, clavada, salto y este se dejo sacar por fin. Foto y al agua. Ahí fueron un par mas, Omar con carnada saco una linda Tararira aunque no pudo con los Doraditos. Salimos a dar una vuelta por el Uruguay y paramos en un lindo lugar donde Carlos saco su Dorado. No pudimos dar con los Chafalotes pero con la pesca ya mas que hecha emprendimos la vuelta despacio, navegando, disfrutando de tan hermosos paisajes.

Es hermoso ver cuanta vida tiene el Rio, ojala que esta oportunidad la tomemos y se cuide con muchas devoluciones. También fue bueno no habernos cruzado con trasmallos ni espineles, no quiere decir que no haya, pero al recorrer bastante y no ver ninguno es alentador.

Así concluyo otro dia de Pesca con Amigos !!!!!!
Gentileza de Walter Gastaldi

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/020116-recorriendo-el-delta-de-villa-paranacito/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Walter Gastaldi

Prácticamente nací con una caña en la mano, con la Pesca metida en cada célula. Mi Abuelo y mi Padre fueron empleados en la AAP y crecí ahí.

Deja un comentario