02/05/17 En busca del Oro en Ramallo

0

Decidimos darle un respiro a las Tarariras, no las despedimos aún, solo un punto y coma. La motivación de esta salida era el brillo del color más preciado por los pescadores deportivos: Dorado Dorado Dorado..

El día Sábado partimos hacia Ramallo para buscarlos en el Río homónimo, entre la ruta 9 y hasta antes de su desembocadura en el Paraná, donde se hace rápido y hay varias cascadas interesantes, el entorno es inmejorable, su paisaje ya es sanador, inspirador y acrecienta el espíritu aventurero.

Ni bien lo vimos la adrenalina y la endorfina nos catapultó al éxtasis, todavía no habíamos armado los equipos. Fede con Fly, Nahuel y Yo Baitcasting, no es tarea fácil hacer trabajar los señuelos en esos rápidos pero los íbamos a ubicar entre la aceleración del agua y los remansos con artificiales de media agua tipo Minnows y paletas quebradas, corriendo gran peligro, el lecho es todo tosca y piedras.

 

Armamos los equipos y nos dispusimos a la acción. Lugar muy cómodo para caminarlo de costa con muy poca vegetación. Empezamos yendo río arriba donde se veía a unos 1000 metros un puente ferroviario que nos daría la posibilidad de cruzar a la costa de enfrente y tener mucho mas campo de acción, buscando esos lugares propicios donde colocar a tiro certero el engaño y no castear en vano, fue la premisa.

Ya situados en los sitios correspondientes empezamos a intentar, hay que darle una chance a cada lugar,  el agua es muy turbia y les cuesta ver el engaño, algunos se veían cazando pero no tomaban. Comenzamos a arriesgar un poco mas los tiros a las rocas salientes y clave el primero, que emoción !!!

Ya ver ese color sacudiéndose en el aire y ver el señuelo oscilando de un lado a otro de sus fauces  con toda la posibilidad latente de desprenderse hace revivir a un muerto del shock adrenalínico que desata, y después de caer al agua se engrandece en la correntada y busca refugio en las rocas.

 

Aca desafía las habilidades de cada Pescador, sin dudas es el mejor Pez del Mundo. Por suerte lo pude arrimar a la costa, para luego del retrato devolverlo a donde pertenece y que siga generando esta montaña rusa de sensaciones a otro hermano pescador. Se perdieron varios señuelos pero como me dijo una vez un guía: los señuelos son del Río, él te los presta y cada tanto te los pide de nuevo.

La pesca fue buena , unas 7 capturas en solo 5 horas de las cuales de pesca neta habrán sido 3 por la caminata y la preparación previa, ya que encontramos el lugar de pesca cerca del mediodía y a las 17hs nos fuimos para San Pedro a encontrar un Camping armar la carpa y preparar todo para la travesía que pensábamos hacer el Domingo, con la misma misión, por el oro..

Gentileza de Walter Gastaldi

Compartir:
Follow by Email
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/020517-en-busca-del-oro-en-ramallo/
Twitter
Pinterest
LinkedIn
whatsapp

Sobre el Autor

Walter Gastaldi

Prácticamente nací con una caña en la mano, con la Pesca metida en cada célula. Mi Abuelo y mi Padre fueron empleados en la AAP y crecí ahí.

Deja un comentario