03/03/17 Alegría dorada en Goya

0

El sábado 25 del pasado mes, luego de cargar las provisiones y enganchar el bote de aluminio, partimos rumbo a la localidad correntina de Goya, Germán Koirach y Javier Koller, con la idea de pasar dos días de pesca en pleno festejo correntino de fin de carnavales…

Previa parada en La Rueda, la morenera de La Paz ubicada sobre la ruta 12, para aprovisionarnos de unas morenas, y luego seguir camino a La estancia donde estariamos las siguientes 3 noches. Una vez colocada la carpa comenzamos con el armado de los equipos, preparado de leaderes, cambio de anillas y anzuelos en aquellos que lo requerían, y dejamos todo preparado para partir al día siguiente apenas asome el primer rayo de sol.

Ya el Domingo a la madrugada comenzamos a navegar y a buscar los dorados parando en las barrancas,slas, bancos de arena, veriles y todo lugar que creíamos propicio para encontrar los dorados. Los resultados no se hicieron esperar, bien temprano comenzamos con algunos doradillos. Transcurrimos la mañana sin ningún porte sobresaliente. Paramos a almorzar en la isla, parada necesaria dado el intenso calor que azotaba las aguas correntinas.

 

Por la tarde, hicimos unos intentos con morena pero el resultado no fue de lo mejor, entonces continuamos pescando con artificiales. Tuvimos dos ataques de dorados muy buenos que lamentablemente no pudimos concretar, y doradillos que no faltaron a la ocasión. Al final de la tarde pudimos sacar entre los palos un hermoso tigre dorado de unos 6 kg, insistir tiene su premio.

Al día siguiente, el segundo y último día de pesca, continuamos recorriendo y buscándolos con la sorpresa d aparición de pacúes comiendo los frutos que caían de los árboles. Inmediatamente nos acercamos al árbol, tomamos los frutos y comenzamos a pescar al golpe con estos “coquitos”. Los piques de pacúes llegaron de inmediato al igual que los pirá pitá. En mas de un caso trayendo los pirá pita se acercaban los dorados a comer los que teníamos enganchados en el extremo del sedal.
Al ver esta situación inmediatamente volvimos a los artificiales logrando una excelente respuesta, comenzaron a salir muchos doradillos hasta que de repente, casi al lado de la lancha, vemos dos dorados siguiendo el señuelo… uno de ellos toma el artificial y comienza a sacar línea, nos dimos cuenta que era un pescado de buen tamaño! Después de un rato de lucha pudimos levantar un dorado de unos 14 kg con una linda sorpresa: había quebrado el alambre del mosqueton.

 

Volvimos a repetir el almuerzo en la isla y nuevamente hicimos unas pasadas con el bote en el mismo lugar. De repente otro pique violento que comenzo a sacar línea, a tal punto que casi me vacía el reel, enredándose en un palo. Después de una hermosa lucha al levantar el pez a la lancha nos dimos cuenta que uno de los triples lo había arrancado, estaba prendido del triple restante. Un dorado un poco mas grande que el anterior. La alegría en ese momento era inmensa, dos pescados subidos a la lancha y de muy buen tamaño!
Los piques siguieron muy violentos, en algunos casos cortaron el leader de acero de 60 lbs hasta incluso un doradillo que venía enganchado en el señuelo fue atacado por un dorado muy grande que se tragó el doradillo e inclusive el señuelo. Al momento de canearlo la fuerza fue tal que dobló el anzuelo del señuelo y no pudimos ver esa bestia.
Ya la tormenta estaba sobre nosotros, tormenta eléctrica y truenos, pero las ganas de seguir pescando eran mayores así que continuamos pescando y el río nos dio la mayor recompensa.. golpeando la costa con los señuelos tuvimos un ataque inusual que movió mucha agua, al estar en poca profundidad levantó el barro del fondo lo cual ya denotaba el tamaño del pescado.

 

Pocos segundo después pudimos verlo tras un salto cerca de la lancha…. era un doradaso mas grande que los anteriores. Pasados unos minutos de lucha lo levantamos, un dorado que estaba cerca de los 18/20 kg. fué el broche de la jornada de pesca!
Los artificiales que usamos fueron variados desde bananas, minnnow, lipless, cranck, y señuelos de superficie. Algo a destacar fue que dado el tamaño de esos dorados el boga grip no le cerraba en la boca, y cuando la cerró se sacudió hasta romperlo. Algo inusual que denotaba la fuerza de este pez. Vale siempre aclararlo, la pesca fué toda con devolución, cuidando esta hermosa especie que tantas satisfacciones nos da.
Gentileza de Javi Koller
Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/030317-alegria-dorada-en-goya/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Senti La Pesca

Portal dedicado a todo lo relacionado con el mundo de la Pesca Deportiva (Informes actualizados día a día, Lugares, Modalidades de Pesca, Alojamientos, Excursiones/Concursos, Noticias, Notas, Comercios, Taller de Pesca etc.). Contacto: info@sentilapesca.com.ar o publicidad@sentilapesca.com.ar

Deja un comentario