04/03/16 Laguneros Argentinos en Mar Chiquita

0

VOLVIMOS y con todo… Con las ansias que despierta el principio de temporada del pez rey, quien redacta Oscar Ariel Cabrera, Nacho Aguirre y Chiky Acosta, partimos hacia Mar Chiquita – Junin buscando ese perfume mágico que este pez nos brinda, ¿o no me van a decir que el olor a peje es único?.

Con un pronostico caluroso (una máxima de 34 grados) partimos a relevar este espejo hermoso, que siempre paga. Ya a las 6:30 salimos de Rufino porque un boludo se durmió jajajajajajaja y fui yo!!!!!. La idea era estar a esa hora llegando a la laguna y acá hago un párrafo aparte para que a nadie le pase lo que a mi:

  • Los mapas muy bien detellados de los guias Francisco Tornatore Junin, Diego Madariaga y otros, muestran como llegar por la ruta 65, la calle para ingresar esta marcada como la difunta correa y esta perfecto, pero para el que no conoce tengan en cuenta algo: el primer monte a la izquierda es un gauchito gil, en el segundo monte a la izquierda hay un montón de casitas que deben ser vírgenes ahí baje yo y me equivoque, igual llegué, pero es el tercer monte a la izquierda que se encuentra sobre una curva, después de la rotonda de la penitenciaria y el cartel de la difunta se ve perfectamente…. lo digo para que a nadie le pase lo mismo que a mi.

Así que 8:30 hs llegamos a la laguna, esta vez lo haríamos por el Pesquero Donjorge, un lugar muy lindo por cierto y con muchas comodidades, bajada de lancha muy linda, se esta terminando de hacer un muelle, hay un pequeño gazebo de madera y unas obras que nos contó – personalmente – nuestro amigo El Machi; que ojalá vayan viento en popa y pueda concretar todos los proyectos para este pesquero ya que le darían una infraestructura que hoy por hoy no posee: estamos hablando de duchas, cabañas, proveduría.. la verdad seria un lujo, pero todo lleva tiempo, tengamos paciencia!

Bajamos la lancha, el costo de la entrada es $30 cada uno y la bajada $150, la bajan ellos con una camioneta. Partimos con viento del cuadrante Noroeste, osea esto es viento encontra desde donde bajamos, rumbo al viejo club de pesca de Arenales, hasta que lo vimos a unos 500 metros y de ahí largamos un garete que nos haría recorrer el total de la laguna por el centro.

Armamos las líneas y me dispongo a conectar el estéreo, porque nos gusta escuchar música bajito mientras pescamos, conecte las pinzas mal y lo quemé jajaja… no contento con esto, tire el muerto al agua, lo ate mal y lo perdí, menos mal que tengo dos ¿y a que no saben? Sisisisi perdí el otro también. Como verán la cosa no venía bien, evidentemente improvisamos un muerto envolviendo el ancla para que no se clave y comenzamos el garete y la pesca.

 

Los primeros ejemplares ya nos hacia ilusionar, pejes de entre 28 y 32 cm, mechado con abundante dientudo (el cual rindió casi de la misma manera que la plateada viva, por precaución arme el copo). Al poquito rato: llevada, clavo y blommm desapareció la línea!!! El golpe y tironeo en la punta de la caña me hacían soñar con algo grande, nos preparamos para sacarlo yyyyyyy…. pedazo de moncholo!!!!! Sisi a flote en el medio de laguna!!!!, lo solté (debió pesar unos 2 kilos)  y al rato dos mas!!!

Conclusión, acorte las brazoladas – que las tenía a unos 30 cm – a unos 20 cm y todo se normalizo, seguimos capturando todos pejes parejos, de hecho solo dos no dieron la medida y volvieron al agua. A las 11:30 hs preparamos la picadita con una cervecita para brindar el comienzo de temporada y a seguir pescando. Estábamos preparándonos como para ir a comer el asado a alguna costa y una llevada desconfiada hacia la derecha y dejó… hacia a la izquierda y dejó… otra vez hacia la izquierda y lo clavé: un hermoso ejemplar de unos 38 cm… fue el mas grande de la jornada.

 

Después de eso hicimos el asado en una costa cerca del alambrado del monte de Adela, tiramos de costa y sacamos unos cuantos ejemplares – todos muy lindos -, moncholos y bagres para hacer dulce; después del provechito volvimos una rato mas pero no hubo resultados ya se había planchado la laguna y el calor se torno casi insoportable… que para culminar les cuento que también me olvide la gorra con 34 grados!!!! Hasta los humanos nos oxidamos un poco, ¿no?

Luego de dos meses largos de no hacer pesca de pejerrey, estas cosas pueden pasar, pero peor es no ir a pescar. Volvimos a las 16:30 con una respetable suma de 65 pejes entre tres, dado el calor y lo tarde que llegamos para mi la pesca fue una buena jornada…

Abrazo y espero les sirva….
Oscar Ariel Cabrera

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/040316-laguneros-argentinos-en-mar-chiquita/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Senti La Pesca

Portal dedicado a todo lo relacionado con el mundo de la Pesca Deportiva (Lugares, Modalidades de Pesca, Alojamientos, Excursiones/Concursos, Amigos, Notas, Comercios, etc.)

Deja un comentario