08/08/16 Mucho más que una pesca..

0

Con los compañeros del taller gráfico SAIGRA, Pedro Herrera y Paulo Cejas, nos embarcamos el Sábado 6 de Agosto con el conocido guía Eduardo Fernández, Olaff, en el marco de la salida programada por la Sub-Comisión de pesca de la Federación Gráfica Bonaerense…

Mis compañeros, impacientes, armaron sus equipos antes que mi tocayo botara su embarcación. En cambio Yo estaba distraído viendo el movimiento de la bajada de lanchas en el cómodo canal que tiene el predio del Club La Redonda en la laguna Hinojo Grande de Trenque Lauquen.

Ya embarcados y con dirección a la derecha de la laguna, fuimos en búsqueda del nacimiento de viento que soplaba como suave brisa del cuadrante Oeste. Ubicada la embarcación; equipo para garetear preparado; los aditamentos: baldes, carnadas, etc ¡listos!; dimos con las líneas al agua y comenzó la pesca… mejor dicho “la clínica”!

Primer tip: – Dice Olaff: – Brazoladas de 50 centímetros. Yo, excedido en la profundidad y dejando derivar más mi línea de 2 boyas de madera balsa color españa rematada con una bigotera roja, no recibía ataques en los engaños. En un cambio de carnada regulé adecuadamente la profundidad y primera corrida. Uno de los compañeros admitió no haber pescado pejerreyes de flote y menos embarcado, era claro que no daba con los pejes.

 

Comenzamos… – ¿Por qué no le quitás el puntero cargado? Acá no hace falta alejar la línea con el impulso, es la embarcación quien se separa del tandem… por lo que la reemplazamos por una bigotera y ¡allá va uno! Ahora ya podía clavar sus pejes pero le costaba y los perdía por lo larga de su línea, entonces -¿Che y si la acortamos? La punta de la línea debería llegar a la altura del reel para que, con comodidad puedas alzar tus capturas…

Con algunos consejos más le encontraba la mano a la clavada ya que, según Olaff, el agua estaba muy fría y los pejes comían mal arrastrando las boyas y sólo cuando la hundían se debía pegar el cañazo. En la otra caña las boyas un tanto exageradas de tamaño y confeccionadas mirando al reel tampoco daba excelente resultado por lo que rápidamente se cambiaron por otra línea más acorde.

Así y todo, los pejes se prendían y nos daban algunas alegrías. Como carnada variamos entre las mojarras y el filet del propio pejerrey que prolijamente preparaba nuestro atento guía. Para esto ya habíamos pasado el centro de la laguna por lejos con una regular cantidad de lindos portes.

 

Volvimos sobre los pasos para iniciar otro garete y esta vez el viento nos complicó. No por mucho sino por nada, asique ahora era momento de pescar en el aceite… (Como dice un amigo de Chivilcoy). La técnica fue mover las líneas con suaves golpecitos ya sin filet y solo mojarra, dándole a éstas un movimiento de vida, así respondían los pejes que veíamos con sus lomos y colas merodeando las boyas. Cada tanto una satisfacción tras otra, la pesca se llevaba adelante. Al retorno de la brisa las capturas aumentaban y comenzaron los dobletes…

Nuestro novel pescador comenzaba a dar cátedra alzándose con buenas capturas ahora sí bien clavadas y viéndole, en la cara, como disfrutaba de la faena. De la brisa pasamos a viento fuerte que nos castigó hasta el final de la jornada. Lo que había comenzado como una pesca regular, con la pericia de nuestro guía, terminó siendo una clínica de pesca sobre el pejerrey de laguna con una cuota más que generosa.

Gracias tocayo por tu atención en todos los detalles para que podamos disfrutar desde el mismo momento que leemos “bienvenidos a bordo” como saluda tu sirena.-

Gentileza de Eduardo Piccone

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/080816-mucho-mas-que-una-pesca/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Senti La Pesca

Portal dedicado a todo lo relacionado con el mundo de la Pesca Deportiva (Lugares, Modalidades de Pesca, Alojamientos, Excursiones/Concursos, Amigos, Notas, Comercios, etc.). Contacto: info@sentilapesca.com.ar o publicidad@sentilapesca.com.ar

Deja un comentario