10/05/17 Desesperante situación en Melincué

0

Se derrumbó parte del terraplén de defensa y los vecinos trabajan contra reloj para que no se inunden sus casas..

Tras las lluvias del fin de semana y el derrumbe parcial de un terraplén que permitió el avance del agua de la laguna, Melincué vivió hoy una jornada tensa. Con 30 personas evacuadas y varios reclamos de fondo por parte de los vecinos a las autoridades provinciales y comunales, la localidad santafesina fue un hormiguero humano para tratar de anticiparse a la inundación. El pronóstico anticipa que el jueves volverán las lluvias.

Voluntarios de Chabás, Miguel Torres y Firmat -del sur de santafesino- llegaron desde las 6 de la mañana tras una noche en la que cientos de vecinos estuvieron desvelados, abocados a tapar puertas y accesos antes de que el agua los alcanzara. Por la tarde, bomberos, personal de Protección Civil y hasta cadetes de la policía provincial cumplían con diferentes funciones para tratar de cerrar cuanto antes la brecha de 15 metros que se había abierto en el terraplén ubicado cerca de la Ruta Provincial 90.

La rotura del anillo de contención golpeó por partida doble a la población. Por un lado, reactivó los reclamos de obras hídricas postergadas y el cruce entre el presidente comunal Gabriel Rébora y el Gobierno santafesino. Por otra parte, y en primer término, el agua provocó el cierre inmediato del complejo donde funcionan el casino y el hotel de Melincué, la principal fuente de empleo en la localidad que cuenta alrededor de 2.500 habitantes.

 

Mientras se sumaba a llevar bolsas en una camioneta, uno de los empleados del complejo turístico coincidió con el titular de la Comuna en que la falta de actividad pega de lleno en toda la comunidad. Y recordó que el agua ya había ingresado al pueblo hace un mes, pero aquella ocasión “no tuvo nada que ver” con lo que se veía esta tarde mientras los vehículos de carga iban y venían con la arena que se cargaba en botes y se llevaba para reforzar las defensas de la ciudad. Durante abril en la zona cayeron 195 milímetros, casi un 80% más que la media para el mes, según el Servicio Meteorológico Nacional.

La procesión de voluntarios entre el playón de una gomería sobre Avenida San Martín sólo tuvo breves pausas para el descanso y la rotación. Decenas de jóvenes colaboraban para recibir las camionadas de arena y preparar las bolsas pensando en las lluvias pronosticadas para mañana, mientras que del otro lado del pueblo no se veía una puerta que no estuviera cubierta ya.

El sector más cercano al casino y el hotel, invadido a nivel de las calles por el agua, era una postal de la calma antes de la tormenta que todos temen. Con más perros que gente chapoteando en las veredas, un Fiat Siena abarrotado de ropa y hasta un colchón se destacaba entre las casas cerradas. En el interior del habitáculo, su dueña descansaba luego de haber sacado buena parte de las pertenencias. Había decidido evacuarse con toda su familia.

Esta noche se mantenía la duda en Melincué sobre la posibilidad de llegar a tiempo para cerrar las defensas antes de las próximas lluvias. Un grupo de vecinos incluso amenazó con cortar las rutas de acceso a la ciudad si no están completas las tareas de protección en el terraplén mañana por la noche. Fue poco antes de que llegara un vehículo anfibio que proveyó el Ejército para acelerar las tareas.

Mirá la Galería HD de Clarín

La protesta fue uno de los síntomas de hartazgo entre los habitantes de la comuna, quienes recordaron que el nivel de la laguna viene subiendo desde hace cuatro años sin que haya una solución de fondo. El reclamo es el mismo que habían hecho hace un mes, cuando tuvieron que reforzar otro terraplén viejo y poner en marcha dos bombas para devolver el agua al otro lado de la ruta y paliar la situación de algunas familias que habían tenido que abandonar sus hogares. Pocas semanas después, la historia se repite con la amenaza de un impacto mayor

“Hace años que reclamamos obras y no hacen nada”
La crítica situación hídrica que vive Melincué desató un durísimo cruce entre el municipio y la provincia de Santa Fe. El intendente Gabriel Rébora (PJ) calificó de “atorrantes y delincuentes” a los funcionarios de la Casa Gris (Frente Progresista Cívico y Social). “Arrastramos mucha desidia. Hace años que reclamamos obras y nunca se hicieron”, se quejó. A su juicio, la falta de obras -pide un canal de 22 km– se debe a una “clara discriminación política”. “No se hizo nada porque soy de otro partido político. Acá hubo un incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos de los gobernadores Bonfatti y Lifschitz. Es vergonzosa y lamentable la persecución que sufrimos todos los presidentes comunales del PJ”, planteó. Juan Carlos Bertoni, secretario de Recursos Hídricos de Santa Fe, negó falta de obras y advirtió que Melincué está “en una fosa” que cuando ingresa el agua “es complejo retirarla

Fuente: Clarin

Compartir:
Follow by Email
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/100517-desesperante-situacion-en-melincue/
Twitter
Pinterest
LinkedIn
whatsapp

Sobre el Autor

Senti La Pesca

Portal dedicado a todo lo relacionado con el mundo de la Pesca Deportiva (Lugares, Modalidades de Pesca, Alojamientos, Excursiones/Concursos, Amigos, Notas, Comercios, etc.)

Deja un comentario