10/09/15 Poco Pique y Mucho Remo

0

Finalmente la salida programada se dio, pero con algún cambio. Ya habíamos coordinado con Pablo y con Henry que me acompañarían a remar y pescar y para ello nos encontraríamos a las 9.30 hs. en el club, y sobre el pucho decidiríamos finalmente a donde salir a remar y pescar.

Por eso el día Sábado 5 de Septiembre a las 9.15 hs. estaba entrando al club Tribunales. Cuando llego a la guarderia, pude comprobar varias cosas. La primera que el día se presentaba tanto o mejor que lo que indicaban los pronósticos. La segunda es que los traviesos son tempraneros, ya que habían varios que estaban aprontando sus kayaks para una salida, y tercero que soy fácil de convencer, ya que no bien llego me dicen que salen para la isla Zarate y me invitan a que los acompañe. Les comente que debía consultarlo con mis compañeros cuando llegaran, que vayan tranquilos y nosotros, si decidíamos ir, los encontraríamos allá.

Estábamos en eso cuando llega Pablo y Henry, que rápidamente se ponen a preparar sus botes. Llegaron también Julio y Fabian. Fabian decide acompañar a los traviesos para lo cual apronta su MyG, y le presta el Trident a Henry. Julio saca su Pescador 12 y yo, viendo que quedo solo, automáticamente lo recluto para que nos acompañe a nosotros, así que finalmente los que salimos a remar con los SOT fuimos cuatro, tres kayaks Ocean y un Wilderness. Una exhibicion de importados.

 

A las 10 estábamos botando los kay, luego de la partida de los traviesos. El río estaba en creciente, el viento casi ni existía, apenas 4 nudos del N, y el sol daba a pleno. Exactamente a las 10.08 iniciamos la remada apuntando al NNE, hacia unos pequeños puntitos que se veían en el horizonte (los traviesos). La velocidad que llevábamos estaba algo arriba de los 5 km/h.

A las 10.33 estábamos cruzando el San Antonio, y a las 11.35, luego de un breve descanso a bordo, estábamos lateral al Canal del Este, y fue allí cuando decidimos entre todos tirarnos a la Zarate. Antes de eso lo conversamos, pero sin tomar una decisión. Flotaba un ambiente de indefinición, y yo quería que ellos lo decidan.
Exactamente a las 12,00 llegamos al Canal Mitre que estaba sin tránsito, y lo cruzamos de una. Ya del otro lado Henry divisa a los travesías dentro de una bahía y para allá vamos. A las 12.17 estábamos desembarcando.



Los muchachos ya tenían el asado en la parrilla y estaban tomando sol y amenizando bajos unos árboles. Nos unimos un rato a ellos, yo particularmente almorcé mi ración de atún y preparamos las cosas de pesca para justificar la remada.

Eran las 13.01 cuando salimos los cuatro a pescar y nos posicionamos lateral al Canal Mitre. Durante una hora intentamos a flote y a fondo, con el misero resultado de un solo bagrecito que obtuvo Julio.
Visto que quería llegar de vuelta temprano, sin hacer costa a las 14.08 aviso que regreso y los demás SOT se prenden a la partida. El tiempo si bien se mantenía bueno, había cambiado el viento. Roto del N al NE y duplico su intensidad, alcanzando los 8 nudos, lo que formaba pequeñas olas que al darnos de 3/4 de popa, aceleraban nuestra remada y nos permitían llegar cómodos a los 6 km/h.

Para las 15 hs., ya habíamos dejado atrás el Canal del Este y casi sin detenernos continuamos hacia CT. A las 15.40 pasamos por la boca del San Antonio y desde allí se podía apreciar claramente como el río se poblaba. De una sola lancha que vimos en todo el trayecto anterior, se veía claramente cientos de velas y barcos que iban y venían sin cesar por el Canal Costero, aprovechando del excelente día. Un contraste que no nos paso desapercibido y despertó nuestros comentarios, ya que de un río totalmente vacío, pasamos a un maremagnum de madera y plástico, con y sin velas.

 

A las 15.55 cruzamos ese transitado canal, esquivando todo y a las 16.08 estábamos llegando al club.
Fueron en total 21,7 km los que remamos en 4 hs. 15 min, a una velocidad promedio de 5,1 km/h. Sin ninguna complicación, en un día realmente soberbio.

Solo me queda felicitar a mis tres escuderos: Pablo Efes, Henry y Julio, porque creo que ellos nunca habían remado esta distancia de una, y lo hicieron sin ningún inconveniente y sin chistar.
Estos pescadores, que esta vez no pudieron demostrar sus atributos con las cañas, sin duda aprobaron con el remo y ya son graduados con honor en travesías.

Informe de Adrián Corona – Nimbus51
Fuente: AmigosEnKayak

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/100915-poco-pique-y-mucho-remo/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Senti La Pesca

Portal dedicado a todo lo relacionado con el mundo de la Pesca Deportiva (Informes actualizados día a día, Lugares, Modalidades de Pesca, Alojamientos, Excursiones/Concursos, Noticias, Notas, Comercios, Taller de Pesca etc.). Contacto: info@sentilapesca.com.ar o publicidad@sentilapesca.com.ar

Deja un comentario