11/07/16 Cornos en la Arenera del Faro

0

Domingo espectacular, un mar en inmejorables condiciones, sol radiante, leve brisa y un gran número de pescadores con toda la expectativa. Un primer corno en caña de Claudio, de muy buen porte, y algunos escardones perdidos daban el mejor augurio. Pasaron las horas y la pregunta fue: ¿los cornos dónde están?.

No había respuesta. Uno solo en el sector cercano al arroyo, algunos en la zona del balcón y nada más. La pesca de escardones era discreta, sólo hacía pasadas esporádicas y no mucho más. El clima, insuperable. Y el mar, una pileta total llegando a las cinco de la tarde.

 

“Vamos a esperar la noche” fue entonces la decisión. Sabia decisión. Ni bien desapareció el sol, comenzó el pique, como si hubiese necesitado la noche para salir a comer. Como una ráfaga comenzaron los piques y las capturas, con tripletes y dobletes incluidos y el combate habitual de esta especie. Todos de muy buena talla. Todos “matungos”.

La buena cantidad de ceba del día, y del momento también, resultó ser clave. El camarón y sus diferentes preparaciones, con el filet de lisa o magrú, la combinación perfecta. Y a diferencia de otras veces, funcionaron muy bien tanto la línea habitual de tres o cuatro anzuelos con boya elevadora como la clásica quebrada.

 

Le dicen el pez patrio. Lo pudimos pescar bien un día después, cuando las expectativas empezaban a bajar. No es fundamento – esta pesca que les mostramos – para decir que el corno está en Mar del Plata pero renueva las ilusiones y vuelve a marcarnos que quizás durante el día la pesca no sea tan potable como la noche. Para tenerlo en cuenta.

Un abrazo a todos!
Gentileza de Diego Fernández

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/110716-cornos-en-la-arenera-del-faro/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

La Oficina Peña Pescadora

Peña integrada por un equipo de pescadores deportivos y amigos que comparten una misma pasión. Informes, notas y fotografías de la pesca en la ciudad de Mar del Plata y alrededores.

Deja un comentario