11/07/16 Pejes del Bicentenario en Urutaú

0

Hacía un tiempo que habíamos recibido una invitación para ir a testear un espejo privado que se está acondicionando para abrir al público en un futuro cercano: “El Urutaú”, asique, para celebrar el bicentenario encaramos proa hacia el pueblo bonaerense de Las Toscas, donde se encuentra dicho espejo…

Esta vez, el comando estaba conformado por Manosdemanteca (Juan), Lagumercindor (Fernando) y como siempre que hay pejes de por medio, el Comandante Vitivinícola (Manuel). Saliendo por la madrugada, recorrimos los 380 Km por las rutas 7 y 5 que separan Buenos Aires del pueblo, llegamos a eso de las 8 de la mañana para encontrarnos con Ramón (quien oficiaría de guía en la jornada) y completar el equipo con Luis y “Don Coria”, pescadores de la zona que se sumarían a la aventura.

 

Cumplidas las presentaciones de rigor, encaramos para el espejo. Una vez en el lugar, botes al agua y a pescar. La idea era intentar con las líneas clásicas de 3 boyas, sin puntero (probamos variados colores, pero ninguno se destacó por sobre otro), y por recomendación de ramón, con brazoladas realmente cortas (entre 3 y 6 cm.) coronadas con anzuelos tipo Mustad n° 1 y 2, encarnados con Mojarra viva y filet de dientudo. Los pejes no se hicieron esperar, y el Comandante Vitivinícola abrió la jornada con un hermoso peje que acarició los 35 cm.

Con un viento suave, comenzamos un garete hacia el centro de la laguna, y se empezaron a suceder los piques de la forma en la que se darían toda la jornada: espaciados pero muy francos, pejes que superaban ampliamente la medida. Manosdemanteca se despachó con unos cuantos pejes seguidos, y el broche de la mañana fue un soberbio matungo de 43 Cms, que puso a prueba la pericia clavadora de Lagumercindor.

 

Llegado el mediodía, volvimos al campamento base, donde Luis y Don Coria nos esperaban con una picada “de aquellas” hecha con fiambres de la zona, y un asado campero como Dios manda…  “de dorapa”, pan en una mano, cuchillo en la otra, nos enfrentamos a un vacío de esos que no se olvidan, como para reponer fuerzas para la segunda parte de la jornada.

Después de la comilona, encaramos el segundo round obteniendo resultados similares a los de la mañana. El momento cúspide fue marcado por Ramón y Luis, quienes ya casi finalizando la jornada, pescaron casi al mismo tiempo dos tremendos pejes de casi 50 cm. que anduvieron por los 800 gr. de peso.

Y así, con el sol muriendo sobre la laguna, arrancamos la vuelta. El pesquero “El Urutaú” no nos había defraudado, y nos regaló un día de aquellos, y unos matungos realmente considerables. Sólo resta esperar a que terminen de acondicionarlo para que abra sus puertas al público para poder disfrutarlo.

 

Eso sí: Nos hicimos la promesa de volver cuando apriete un poco el calorcito, porque el lugar tiene una pinta de taruchero que se cae, pero eso será otra historia.

Gentileza de Pinchando Mostros

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/110716-pejes-del-bicentenario-en-urutau/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Pinchando Mostros

Somos dos enfermos de la pesca con artificiales, que quieren compartir su enfermedad... y ponerle algo de rock!

Deja un comentario