11/09/17 La suave criminal

0

Y llegó el momento. Volveríamos a enfrentarlas, después de meses sin verlas. La ansiedad se palpa en el aire, hay una energía especial, vamos por ellas, vamos por los dientes… 

Es un Agosto raro, hace frío pero no tanto. Entonces, apareció la idea: adelantemos la temporada, vayamos a buscar taruchas. En eso, un llamado terminó de decidirnos: Nuestro amigo de Junín Daniel Ferreyra, gran pescador y “Pinchamostros” honorario, responsable de “FerreyraFishing”, nos invitó a hacer un relevamiento de “Pretemporada”en Junín.

“Hay”. “Hay muchas”. “Hay muchas y están picando”. Eso fue todo lo que Daniel tuvo que decir, y ya estábamos en marcha de nuevo, rodando una vez más, tras nuestras amadas dientonas.

Arrancando
Ansiedad. Impaciencia. Expectativa. Esa caña que no se empuña hace meses y que está desesperada por el primer ataque. Ese señuelo infalible (sí, ese que cuando lo tiras al agua pensás “Si no lo muerden es porque no hay”) que siempre es el encargado de abrir la temporada. El equipo y vos vibrando como uno solo, expectantes, esperando que arranque el frenesí.

La idea era hacer media jornada, ya que con el frío no tiene mucho sentido salir antes del mediodía. Fue así que en un viaje relámpago, salimos de Mataderos a eso de las 7 AM, llegando a Junín a eso de las 10:30, donde nos encontramos con Dani. El reencuentro con nuestro viejo amigo disparó la charla, y entre anécdotas y preparativos se nos fue pasando la mañana.

Llegado el mediodía, se sumaron dos integrantes más al equipo: Sebastián Conti y Javier Pagliaro, que serían los encargados de poner la impronta mosquera a la jornada. Así, con el equipo completo, y encima multidisciplinario (Sebastián y Javier con Fly, Manosdemanteca y Lagumercindor con Bait, y Dani un poco con cada cosa) arrancamos.

La primera
Y empieza la danza. Moscas y señuelos bailan por el aire, yendo a caer en el punto justo para engañar al “Suave criminal” que espera para atacar. Y muerde la primera. Y explota la lucha, el corazón se ensancha, el mundo vuelve a girar: La espera fue larga, pero valió la pena.

Y arrancamos, atravesando campos y caminos conocidos por Dani, hasta que llegamos al primer point: Un hermoso desborde al costado de un camino de esos olvidados, que era imposible verlo y no querer probar. Se armaron los equipos, y moscas y señuelos volaron por igual.

 

Todavía no había salido ninguna, y ya se escuchaba al “Equipo mosca” que había tenido los primeros toques, estábamos todos a mil. En eso, Lagumercindor ve que Manosdemanteca está peinando el zanjón con un paseante, y artero, comete la traición: Tira la cucharita furtiva al mismo lugar, aprovechando el ruido generado por el señuelo, y a cobrar: Clava la primer tarucha, hermosa, rabiosa, peleadora. No era muy grande, pero tenía el “sabor” especial que sólo tiene la primera de la temporada. Un par de fotos y al agua. A lo lejos se escucha al equipo mosquero, Que clava otra, mas grandecita, y Manosdemanteca, ni corto ni perezoso, clava una tercera. ¡Un espectáculo!

Todos los piques tenían un común denominador: eran muy suaves, casi que a veces se confundían con un enganche, porque aún están algo aletargadas… pero una vez clavadas, estas criminales, asesinas de señuelos, se volvían un infierno de pelea y saltos. Realmente impensado: Agosto, con frío, bastante abrigados, y sacando taruchas con artificiales. Impresionante. Pinchamos algunas más en este point, y después decidimos movernos, a buscar “Las grandes”.

Las grandes
Después de recorrer caminos, atravesar tranqueras, y cruzar campos a los que sólo Dani tiene acceso, llegamos al segundo punto a relevar: Un lagunón hermoso, desbordado,poco profundo, con bastante vegetación suspendida. Casi sin bajar de la camioneta, Daniel mandó a volar una hélice rematada con un vinilo. Letal. La caña se arqueaba que daba gusto verla, había prendido un verdadero “mostro”, y tras un rato de pelea, la sacó: un hermoso cocodrilo, que superaba sin dudas los 2,5 kilos

¡Habíamos encontrado a las grandes!  Olvidándonos del frío, y buscando más,  nos mandamos al agua, recorriendo el lagunón en direcciones opuestas: Dani y el equipo mosquero para un lado, nosotros para el otro.

 

Pero peinábamos la laguna y nada. Ya sin saber qué hacer, Juan (Manosdemanteca) sacó el “as de espadas”: enganchó su subwart en el leader y tiró… Y en eso, el señuelo se queda… ¿Se enganchó? No, clavada y estalla el agua, y la taru, hermosa, vende cara su derrota… Fotelis, al agua y a seguir. Manosdemanteca venía de racha, y sacó un par de tarus más casi al hilo, pelando chapa de campeón… El que venía “medio-medio” era Lagumercindor, que no había embocado ninguna grande… Hasta que engancho un cranktech que tenía guardadito, tiró, dos vueltas del reel… ¡Y ma-ma-de-ra! No sabía si lo que había enganchado era una taru o un tren… otro hermoso cocodrilo rabioso, que fácil superaba los 2,5 Kgs… Después de la lucha, se ganó su merecida libertad…

Y así seguimos, pero ya empezaba a hacerse sentir el frío, y también el hambre, asique emprendimos la vuelta. Al llegar a las camionetas, nos reencontramos con el “Mosca Team”, que también había hecho de las suyas, y habían registrado dos hermosas capturas más.

Pesca “Gourmet”
La faena se hace sentir. Los brazos están cansados, y piden un recreo. Un aroma flota en el aire, aroma campero, aroma a carne, aroma a Argentina… por algún lado se escucha el sonido de un buen vino al ser destapado, y así, de repente, el campo se convierte en el mejor restaurant imaginable…

Enfilamos para un nuevo point, en donde además de seguir tentando a las tarus, nos tentamos nosotros: Daniel nos agasajó con otro servicio de FerreyaFishing: Una picada “Deluxe” con fiambres y pan caseros de la zona, y unos bifecitos camperos que estaban “de rechupete”.  Así, con la pesca hecha, compartimos un gran almuerzo entre amigos (de los viejos y de los nuevos, esas cosas que solo la pesca te regala) y se nos fue muriendo la tarde. Después, no pudimos con nuestro genio y seguimos revoleando señuelos y moscas hasta que nos cayó la noche, logrando algunas capturas más.

 

La despedida
Y como todo lo bueno, la jornada terminó, calificando de excelente. Si en agosto, con frío, viento y llovizna (que fue el clima que hizo durante todo el día) metimos una pesca como esta en media jornada, no queremos pensar (o mejor dicho, sí queremos) lo que va a ser en plena temporada.

Los señuelos que más rindieron fueron sin dudarlo los crancks de media agua, como el “Wigglin Oscar” y el famoso “Subwart”, pero si dudas el premio se lo llevó el tech “Floaj Spray” que la rompió (eso sí, habiéndolo “tuneado” sacándole la hélice que trae etás, que a nuestro juicio molesta más de lo que ayuda). De todas formas, al visitar este pesquero no deben faltar los antienganches ni los señuelos de superficie, porque seguro que cuando empiece el calor, van a ser explosivos. En fly, las palmas se las llevaron los streamers atados por Dani en persona, de media agua, dado que las tarus estaban remolonas para tomar y no atacaban arriba, impulsados por equipos nro. 5 y 6.

Resumiendo, no hay que dejar de visitar Junín, ya que no solo tiene pejes, sino que además tiene todo lo necesario para ganarse un lugar entre los más reconocidos pesqueros de taruchas del país. Si a esto le sumamos servicios de calidad como los que brinda FerreyraFishing, lo que obtenemos es una combinación, sin duda, Ganadora.

La noche llega sin avisar, y nos sorprende en el campo… Aun así, a la luz de las chatas, seguimos hablando, repasando la jornada vivida, y planificando nuevas aventuras… Felices de la pesca, de haber visitado a un viejo amigo, y de haber conocido amigos nuevos. Y una vez más, nos espera la ruta, infinita, interminable, con la misma promesa de siempre: Que al final del camino siempre habrá una nueva aventura… eso para lo que nacimos, eso que se llama vivir.

Gentileza de Pinchando Mostros
Texto y fotos: Fernando Otero /Juan Otero – Pinchando Mostros


Servicios
FerreyraFishing – Daniel Ferreyra: Salidas de pesca guiada en Junín: Tarariras en Spinning, BaitCast y Fly Cast. Alojamientos con todo el confort para el pescador deportivo.
Teléfono: 2364411837
Facebook: Ferreyra Fishing 

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/110917-la-suave-criminal/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Pinchando Mostros

Somos dos enfermos de la pesca con artificiales, que quieren compartir su enfermedad... y ponerle algo de rock!

Deja un comentario