12/02/16 Febrero en Esquina – Corrientes

0

El 30 de Enero partimos junto a mi familia hacía Esquina, lugar elegido para nuestras vacaciones. Allá nos encontraríamos con Claudio Cavallaro y Carlos Forno cada uno con su familia para compartir los primeros días en esa hermosa ciudad del sudoeste correntino. De pasada y como siempre nos detuvimos en la Morenera La Rueda sobre la ruta 12 justo frente a la estación de servicio Shell de La Paz, donde se consigue no sólo buena carnada si no también una amplia variedad de artículos de pesca a muy buen precio.

Ya en Esquina nos alojamos en el Hospedaje Laurito estratégicamente ubicada frente al río, a 50 metros de la bajada de lancha en pleno corazón de la ciudad. Allí fuimos atendidos de la mejor manera, por Carlos y Edith y todo el personal que se dedica a que nada le falte al turista o pescador que decida alojarse allí. A la noche en la cena, planificamos los primeros días de pesca. Fueron 11 jornadas de levantarnos a las 5 am. para estar a las 5.45am en el embarcadero con la lancha lista y cargada, así cuando llegan los muchachos nos “tiran al agua” a las 6 en punto.

Para explicar como está el pique debo mencionar que el río está desbordado (cuando llegamos estaba en 5,80 mts), pero en leve y continua bajante (al irnos estaba en 5,60) , esto hace que el agua que “se metió” en los campos reingrese clara en la costa este del Paraná, donde se ven grande áreas de aguas transparentes y choros de “agua negra” (agua transparente que al no tener partículas en suspensión se torna oscura en comparación con el “agua marrón” cargada de partículas) que se adentran en el río en imágenes espectaculares. Esta situación hace que toda la costa correntina del Paraná desde Esquina hasta el Correntoso y luego del Inga al Ingacito y más abajo en la zona del Espinillo, se presente óptima para pescar Dorado al golpe con señuelo de media agua (nosotros utilizamos Mojarra o Cascarudo NG paleta quebrada, Rapala Xrap y Mojarra CuCu de media agua).

 

Los primeros días fueron difíciles, si bien obtuvimos algunos dorados de 2 a 5 Kg los piques eran escasos. El tercer día ante lo difícil que estaba el Dorado y con la incorporación de David al grupo decidimos ir hacía arriba en busca de algún Surubí en los arroyos cercanos al Río Corrientes, tuvimos un solo pique de Dorado y ninguno de Surubí. El cuarto día ya sin Claudio pero con la llegada de Fabian Maldonado volvimos a la búsqueda del Tigre de los ríos. Esta vez elegimos ir hacía el Guayqurú (largo río, arroyo, algunos incluso dicen que es un brazo del Paraná, que acompaña a este sobre el oeste durante varios kilómetros con varias bocas que los intercomunican) no tuvimos mucha más actividad pero si mejores tamaños. Aquí el agua no recibe agua clara, por lo que es más turbia, pero así y todo permitía la pesca con señuelos, dando la nota Fabián clavando al golpe un surubí de 5,500 Kg con un Mojarra NG paleta quebrada Cardenal y a los pocos minutos sacó un muy lindo Dorado de 8 kilos siempre golpeando los distintos accidentes de la costa del Guayqurú con el mismo señuelo.

La pesca se mantuvo difícil pero con lindos ejemplares hasta el jueves 4 cuando (ya sin David) llegó una de las grandes emociones de estas vacaciones, alrededor de las 13, mi señuelo CuCu mojarra amarilla y roja de media agua se clavó en el agua y robándome multifilamento, ante la velocidad con la que la corriente nos llevaba aguas abajo mientras golpeábamos la costa parecía que había quedado trabajo en alguna rama hundida, pero luego “cabeceó”  y la línea fue llevada hacía el medio del río donde se hundió y tomó fuerzas para un hermoso salto que mostró que estábamos en presencia de una “bestia” poco habitual en esta zona… empezó una hermosa lucha que terminó con la captura de un Dorado de 14,300Kg y 95Cm.

Al día siguiente vendría otra de las grandes o la mas grande de las emociones de estas vacaciones, salíamos solos a pescar con Carlos y su hijo Ramiro de 9 años se levantó para acompañarnos. Fuimos al Ingacito donde el año pasado habíamos hecho una excelente pesca de Surubíes, gareteamos sin resultados, por lo que decidimos anclarnos en unas entradas de agua, pero tampoco fue efectivo. Dado que la pesca al golpe requiere de habilidad y practica, decidimos pasar a la pesca a trolling dado que sólo estaban en el agua la caña de Ramiro y la mía, ya que Carly se dedicaba a guiar la lancha y a auxiliar a Ramiro si lo precisaba….

 

Luego de un rato Ramiro capturo su primer dorado del día de 3,300Kg. Decidimos volver al Paraná y logró un nuevo ejemplar que pesó 6,200Kg. Nuestras caras de alegría y asombro por lo bien que pescaba era enorme pero quedamos desbordados cuando su señuelo por poco frena la lancha de la fuerte llevada que realizó (la lancha circulaba aguas arriba y el señuelo venía a unos 40 o 50 metros) y ver como la caña se arqueaba casi hasta partirse y Ramiro con sus dos manos tratando de clavar a esa pieza que suponíamos muy grande… la vimos saltar y nos mirábamos atónitos por la destreza con que Ramiro batalló contra este doradazo de 11,200Kg. que capturó, dándonos una alegría que creo yo él no comprendía del todo y devolvió al agua como el mejor pescador. Llevamos un día a mis hijos Iñaki y Milena, pero el pique se había vuelvo a perder, lo cambiante fue una de las características de estos días. Así y todo obtuvimos algunos dorados de 3 kilos a 4 kilos y varios chafalotes.

Ya en los últimos día con Fabián y Rodrigo recién llegado fuimos nuevamente en busca del Surubí a un arroyo en la zona del Gauyqurú. No fue fácil encontrarlo porque había muchos enganches y el pique era escaso pero Rodrigo se dio el gusto de capturar un Surubí de 6,700Kg. Al ver que pese a nuestra insistencia no había más respuestas, decidimos volver al Paraná para golpear por la zona de los grandes…de pasada Carly propuso hacer una pasada a trolling sobre el veríl frente a la boca del aguará, porque dijo “se marca perfecto”, así que comenzamos a largarnos y fue una fiesta de piques, alrededor de 35 piques en menos de 3 horas, con 15 capturas, donde Rodrigo se despacho con sendas capturas de 8, 9 y 10 Kg, mientras que los demás llegamos “sólo” a 7 Kg.

También sacamos varios más chicos, lo llamativo era que tenían la panza llena de comida como verán en las fotos. Eran tantos los pique que mientras alguno traía una pieza, “el resto tirábamos al golpe en el medio del Paraná”, el señuelo a la parte playa y que entre en la caída del veril…. picaban y mientras traíamos ese dorado otro se acercaba a atacar el mismo señuelo, un espectáculo que demostraba cabalmente la voracidad del tigre de los ríos.

 

Al día siguiente una fuerte tormenta nos impidió pescar. Y no se si por la tormenta o porque el cardumén siguió “arribando”. Cuando volvimos con Diego Laurito la pesca fue mucho menor en cantidad pese a intentar gareteando con carnada temprano y con señuelo cerca del mediodía, pero en ese mismo lugar Diego clavó otro hermoso ejemplar de Dorado gigante. Ya despidiendo de la pesca por estas vacaciones fuimos con Juan Carlos Perdomo una amigazo que tenemos en Esquina, una de esas personas fuera de serie que a veces tenemos la suerte de conocer.

La pesca estable en cuanto a cantidad obteniendo varias piezas con dobletes y tripletes e incluso seguíamos pescando al golpe en el medio del Paraná, lo que a la vista de cualquiera que nos viera diríamos que estábamos locos. Poco después una nueva tormenta nos impidió seguir pescando.

En definitiva, la pesca se presentó difícil para encontrar los piques por lo crecido que se encuentra el río, pero con grandes satisfacciones. Además siempre la satisfacción de compartir esta pasión con amigos y el contacto con la naturaleza practicando la pesca con devolución.

Hasta la próxima pesca.
Saludos Cordiales, Juan Marcos Palma

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/120216-febrero-en-esquina-corrientes/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Senti La Pesca

Portal dedicado a todo lo relacionado con el mundo de la Pesca Deportiva (Lugares, Modalidades de Pesca, Alojamientos, Excursiones/Concursos, Amigos, Notas, Comercios, etc.)

Deja un comentario