13/03/18 Pejes y tarus en Laguna Soraida de Villa Cañas

0

El Domingo pasado fuimos invitados por los guias Guille Gomez, Yuyo Gomez y Matias Barrotti a su nuevo emprendimiento en la laguna La Soraida en Villa Cañas, un pesquero llamado El Rancho…

Guille nos había anticipado: “La Laguna es un hervidero de pejerreyes, pero todavía le falta frío. Además hay taruchas como en casi ningún espejo”. Ansioso como soy decidí con el “Cocodrilo Fishing Team” ir a hacer un primer relevamiento prometiendo volver, cuando se asiente el clima frío, por más matungos. El team en esta oportunidad estuvo compuesto por Daniel Davio, Carlos Sosa, Carlitos Crisci y quien les escribe.

Llegamos muy temprano, antes de que amaneciera, e hicimos unos mates mientras nos preparábamos para salir en un confortable trucker de 6,20m potenciado por un Yamaha 60hp. El pejerrey todavía esta abajo por lo que nos aconsejaron pescarlo con paternóster a 1,50 m de profundidad, pero nosotros preferimos probar gareteando con bajadas a 60 cm.

Carlos clavó uno, Yo otro y Daniel uno de los gigantes que habitan este espejo (Guille nos había anticipado: “Mira que cuando traes a los grandes y se acercan al bote se ponen malos” y asi fue), cuando estaba a unos diez metros y Dani pedía “copo, copo..!”, sacó la cabeza, nos saludó, meneó la cabeza y nos dijo adiós… quedamos de mal humor, lo queríamos arriba del bote, pero así es la pesca: a veces gana el pez. Esos tres piques hicieron que porfiáramos una hora el garete y el flote, había mucho viento y la temperatura había cambiado de 34 a 12 grados desde el día anterior a esta mañana, condición que siempre perjudica la pesca.

 

Luego de un largo tiempo sin respuestas decidimos ir a una de las costas reparadas del viento a pescar anclados. Los borbollones de pejerrey chicos eran impresionantes, había una cantidad de pejes chicos terrible que augura tiempos de bonanza para este espejo. Cabe destacar que aun con la sequia y bajante de estos últimos tiempos, la laguna en su parte profunda tiene 3,40m. Llegamos y anclamos, Guille cambió a paternoster y nosotros porfiados seguimos con flote a ver si podíamos hacer subir a los pejes. Guille llevaba 12 o 13 de medida y nosotros ni uno.

Al instante Carlos saco con la de flote un peje de los lindos de unos 500 gramos, perdimos un tiempo más probando con esa modalidad a pesar que Guille seguía sacando, nosotros no. Nos fuimos claudicando a nuestros deseos y fuimos poniendo paternoster – unos y de fondo otros-. Al final de la mañana (habíamos estipulado hasta el mediodía peje, comer el asado y luego ir por las tarus a la tarde) habíamos logrado la cuota de pejes de medida con algunos quince de entre 400 y 500 gramos, no pudimos hacer subir a los grandes grandes que hay en el espejo. Tanto Matias como Guille nos pidieron volver después de los primeros fríos para sorprendernos, cosa que sin duda haremos.

 

Pasado el almuerzo decidimos ir por los monstruos, Yo como siempre con mi oreno rojo y blanco. Los tres me dijeron: – Con señuelo es difícil, con las plop si vas a sacar. Llegamos a una costa soñada llena de juncos, anclamos y empezamos a intentar, no pasaron más de 4 minutos que llegó el primer pique en mi cardenal. Foto, devolución, tiro y otra… y otra… todos cambiando de artificial colocando los orenos. Sacamos gran cantidad de tarus, por supuesto como corresponde a nuestras creencias todas devueltas a su hábitat en la mejor condición posible.

La mayoría se lograron con los orenos, salvo en un lapso de una media hora que dejaron de tomarlos, no me pregunten por qué. Colocamos plop y pescamos con ellas un rato sacando unas cuantas, después de ese lapso volví al oreno y otra vez lo tomaban con furia, nos dolían los brazos de encañar, la verdad es un infierno de taruchas medianas con unas cuantas grandes que estaban entre 2,8 y 3,20 kg, los cocodrilos estaban ahí… era impresionante! Cabe destacar que en esta laguna se puede solamente contratar el servicio de guías por este pesquero, luego que el grupo de pescadores estipulados entra cierran la tranquera. No se puede ir con embarcaciones particulares.

En verdad otro espejo super recomendable, para las dos pescas: Tararira y pejerrey. Volvimos cansadísimos, llegamos a nuestra ciudad muy tarde pero extremadamente satisfechos, excelente doble jornada de pesca!
Abrazo pescador, gentileza de Luis Osvaldo Ventimiglia 

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/130318-pejes-y-tarus-en-laguna-soraida-de-villa-canas/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Cocordilo Fishing Team

Grupo apasionado por la pesca que se dedica a hacer relevamientos de lagunas y rios informando sus vivencias y actividades para compartir con el pescador deportivo.

Deja un comentario