13/07/17 Buenos pejes y un gran pati por la Balandra

0

Sorprendente pesca de pejerreyes grandes hicimos en un pesquero poco conocido del sur del Río de la Plata. Con el guía Oscar Creo veníamos planificando relevar la costa Argentina del Río de la Plata puesto que para esta época los cardúmenes suelen ubicarse en las zonas costeras…

La pesca se hizo desear por culpa de malas condiciones climáticas, sobre todo en los días de fin de semana con un mes de Julio donde predominaron las lluvias. Atentos al windguru, página web de pronósticos climáticos, esperamos que las condiciones del clima eran fueran muy favorables para poder coordinar el relevamiento, siendo un día de semana el elegido antes de que el clima nuevamente vuelva a desmejorar.

La cita fue en Berisso y desde allí nos trasladamos por tierra con un vehículo Meriva con la embarcación trucker de 6,70 metros de eslora enganchada a en el tráiler recorriendo 15 km al sur para llegar a la Playa La Balandra. Una playa muy visitada por los veraneantes y que en invierno nos da la posibilidad de pescar en aguas con poca presión de pesca.

Poca navegación
Recuerdo hace muchos años cuando para el proceso de bajada de la embarcación se realizaba por medio de un caballo que tiraba del tráiler hasta que la embarcación lograba tener flotación suficiente, hoy todo esto fue mejorado y cuentan con un Tractor elevado para realizar la botadura. ¿Porque venís pescar acá? – le consulte a Oscar – quien me respondió: “Con mucho menos navegación estamos en una cancha de pesca muy buena, buscando mayor cantidad de horas de pesca y mayor confort a los pescadores, además los pejes son del mismo tamaño que en otros lugares”.

La pesca la realizamos al garete colocando dos anclas de capa grandes en proa y popa, también ubicando dos botellones de ceba para armar una buena calle y atraer a los peces. Ni bien comenzamos las acciones el viento roto al sudoeste y al estar en bajante produjo un efecto poco deseado, al estar encontrados prácticamente no gareteamos y esto no favorece mucho la pesca, sin embargo al poco de arrojar los aparejos obtuvimos lindas respuestas sobre todo en la popa donde Oscar pincho 5 matungos muy buenos con un matungo de 45 centímetros, un auspicioso arranque!!!.

 

Por un momento pensamos, ¿será casualidad un ejemplar tan grande y tan rápido?, duda despejada prácticamente 5 minutos después. Otro pescador luchaba con otro matungo de novela de similar longitud. Luego el pique se nos cortó, no sabemos porque, puede ser que el río estaba muy estable con poca correntada, por lo tanto lo peces no comían. Esperamos 2 horas con pocas respuestas, antes este “parate de pique” decidimos relevar unos 5000 metros aguas afuera, pero tampoco fue la solución, los peces estaban inapetentes.

Mientras esperábamos a las flechas, obtuvimos algo de variada con dientudos, bagres y varios patíes, uno de ellos un gigantón de 5 kilos que nos dio una batalla formidable exigiendo al máximos la telescópica. Al cabo de varios minutos de pelea lo izamos a bordo con la ayuda de un copo grande. El sector de la popa fue favorecido porque la calle de ceba se dirigía hacia allí por efecto de la correntada y el viento, fue así como los pescadores de la parte trasera de la embarcación tuvieron mejores respuestas ya sea en cantidad y calidad.

Se largaron a comer!!!
No perdimos las esperanzas, en algún momento las flechas del plata debían largarse a comer, y por suerte tuvimos razón, a las 14 horas cambio el viento al sector Este / Sudeste, comenzó la bajante y con ello el festival de piques. Mis boyas apenas se alejaron 20 metros tuvo un claro pique en el palito pescador, el pejerrey la llevó hacia la derecha y luego la boya quedó clavada semi sumergida, clave y explotó el agua, no hay nada más lindo que meter un matungo cerca de la embarcación. Se sacudió varias veces y luego salió disparado hacia la derecha, una vez más tuvimos que emplear el copo, elemento muy usado en esta jornada, para izar este terrible matungo de 50 centímetros de longitud.

 

A partir de allí la pesca fue excelente con muchos piques en todas las cañas. Los peces se activaron y hasta pudimos obtener algunos dobletes, se daban en distancias medias no más de 40 metros desde la embarcación lo que nos permitió disfrutar de cada pique propio o ajeno. A las 16 hs dimos por concluida esta exitosa pesca en aguas sureñas para emprender el regreso.

Señores, estamos en presencia de una temporada de pesca excepcional con la ventaja de poder dar con estos trofeos a tan solo 70 kilómetros de capital federal, permitiendo regresar temprano a nuestros hogares. En las aguas de La Balandra están surcando sus matungos, solo falta usted ¡que está esperando para ir a buscarlos?.

Equipos: Caña 4,20 metros de grafito IM8. Reel cargado con multifilamento de 0,12 milímetros. Funcionaron mejor los aparejos de 2 boyas más un puntero pescador, de esa manera la línea actúa más libre. Boyas: chupetonas o doble proa grandes Bigflot (www.bigflot.com) en colores fuertes naranjas o rojas. Anzuelos Nro 2.

Gentileza de Gabriel Lopez Delpescador 

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/130717-buenos-pejes-por-la-balandra/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Senti La Pesca

Portal dedicado a todo lo relacionado con el mundo de la Pesca Deportiva (Lugares, Modalidades de Pesca, Alojamientos, Excursiones/Concursos, Amigos, Notas, Comercios, etc.)

Deja un comentario