13/09/16 Santuario Malabaricus en San Pedro

0

Tras ver noticias de otros hermanos de anzuelo como de Sebastian Sales, Federico Neuenburg, Lucas Piedrabuena y del propio Guía Oscar Marelli en esta hermosa localidad de la Prov. de Bs. As. como lo es San Pedro, no podíamos dejar pasar más tiempo y teníamos que decir presente, así que hacia allí fuimos ...

Fue una salida distinta en lo que a la previa se refiere, si bien la ansiedad que sentimos los pescadores sobre todo el día anterior (que es algo indescriptible) estuvo como siempre, lo raro es que las expectativas ya estaban trazadas. Uno cuando arma una salida, a parte de la ansiedad está la incertidumbre de cómo nos irá , pero acá eso no existió, el éxito estaba asegurado de antemano, fue rara la sensación de saber que no nos podía ir mal.

Salimos al río con la Capitanía Oscar desde el puerto al lugar de pesca que dista a casi una hora de navegación dependiendo del clima, que dicho sea de paso nos tocó el mejor de los climas .Obviamente armamos los equipos en el viaje y basta decir que cuando tocamos tierra – que serian las 10 am – comenzaron a volar señuelos por los aires,  empezó la fiesta!!

 

Piques en todas las cañas y con todo tipo de señuelos, eramos 6 pescando a escasos metros unos de otros. Luego de las primeras 10 o 15 capturas la verdad no hacía falta ni moverse ya que seguía el pique en ese lugar, se dice que después de varios ataques las que hay se espantan y hay que moverse pero este no era el caso, era increíble la cantidad que había y la voracidad que tienen en este ambiente.

Como soy inquieto, me gusta explorar, no importa barro, arena, maleza, nada… decidí moverme. Donde vi que no había huellas humanas, hacia ahí encare. El lugar era inmenso, hay espejos por todos lados. Llegue al inicio de una laguna, se abría hacia derecha e izquierda, y opte ir por la Izquierda que estaba mas limpio. Cuando empecé a caminar me di cuenta que el barro era muy blando, fue realmente agotador, pero era hacer uno o dos tiros y ataque… había elegido el Gozio lure soft por versatilidad, ya que estaba muy incómodo enterrado en el barro haciendo equilibrio para estar cambiando de lure a cada rato.

 

A mi pesar, de la costa de enfrente se veía una actividad suprema parecida a cuando cazan los Dorados, explotaba el agua contra la orilla  asique empecé a volver despacito. Llegue al campamento como a las 12hs con la idea de volver a esa laguna pero esta vez ir para la mano derecha mientras los muchachos seguían pescando en el mismo lugar, increíble. Tenía fija la imagen de esa actividad y al ver que no estaba ni prendido el fuego busque voluntarios para la travesía. El primer voluntario como de costumbre, soldado incansable en la batalla: Nahuel Matuda, luego se sumaron Patricio Paniagua y Emiliano Calvo. Emprendimos la caminata y por suerte el terreno era firme, hasta donde había visto esa actividad eran por lo menos 2000 m.

A los primeros 200 m se presento un obstaculo: un pequeño arroyo que alimentaba esta laguna, me presto a cruzarlo ya que no era muy profundo pero el barro era muy blando, costo cruzarlo…. Nahuel me siguió, y al instante escuchamos a nuestros compañeros que dicen ” Hasta acá llegamos, chau chau ” asi que empezamos 4 y seguimos 2, palo y palo con Nahuel. Pescamos una locura y esta vez era un señuelo – una Tarucha, los hicimos pescar a casi todos: paseantes, poppers, ranas, minows, gomas,  todos…

 

Al llegar al ansiado sitio nos dimos cuenta que toda esa actividad era un cardumen de Sábalos atrapados en poca agua, así que emprendimos la vuelta. Llegamos como a las 16 hs y recién nos sentamos a comer. Así transcurrió una memorable salida de pesca con la mejor compañía: Josi Mizrahi , Nahuel Matuda, Patricio Paniagua Damian Scherma y Emiliano Calvo, y obviamente sin olvidarme del mejor servicio de nuestro Guia Oscar Marelli. Aclaramos que toda la pesca fué con devolución total !!!

Gentileza de Walter Gastaldi

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/130916-santuario-malabaricus-en-san-pedro/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Walter Gastaldi

Prácticamente nací con una caña en la mano, con la Pesca metida en cada célula. Mi Abuelo y mi Padre fueron empleados en la AAP y crecí ahí.

Deja un comentario