14/09/17 Un río, un desafío: el Juramento

0

El Juramento es un río que se me hizo carne al instante… Maravilloso… Tiene magia, (payé dirían en el Paraná) y resulta un desafío desde cualquier punto de vista. Que entregue un dorado es el resultado sólo de hacer las cosas bien…

Pegado al palo y con simples, porque quedas soldado, las trancas se resuelven a puro huevo del guía que debe remar contra corriente haciendo un esfuerzo tremendo, cuando se resuelven. La expectativa que conlleva cada lance me resulto superior a otras canchas conocidas, pique o tranca y la sensación de que la caña se me escapa de las manos, por cualquiera de las dos opciones.

 

La primera impresión al llegar a su costa no podré borrármela de mi memoria nunca más. Una eterna corredera serpenteante, decorada magistralmente por la naturaleza con palos y enramadas a cada palmo del cauce – tanto en sus orillas como en el medio del río -, barrancas y pequeños remansos. El sueño de cualquier pescador que sepa disfrutar de la pesca al golpe.

Creo no errarle si digo que solo una parte de todos los potenciales lugares pueden ser tentados. Son muchísimos los que se nos pasaron de largo al momento de cambiar un señuelo, o tan solo tomar un respiro. Otra característica importante: no hay segundas pasadas ni revanchas, todo sucede direccionalmente aguas abajo. Así de simple, así de difícil. Lo que corona para que la salida sea perfecta: la logística y la camaradería del grupo de Fede De La Vega “El Salteño” que ponen todo lo necesario para que uno se dedique a sacarle un trofeo a este río.

 

En su servicio cada detalle se tiene en cuenta para que uno sólo se preocupe por poner el señuelo en el lugar indicado. Y cuando digo cada detalle es literalmente así: todo. Una advertencia: En la previa el guía Gustavo Marconi hizo mucho hincapié en temas de seguridad y también de protección personal. El uso de gorras, buff, remeras, anteojos y guantes es fundamental. Yo no le hice caso en el último punto, por lo que ahí les dejo una foto de las consecuencias. Hacer caso a los que saben sigue siendo la lección.

Gracias a Fede De La Vega, Gustavo Marconi, Matias Zurita, Sergio Dias y demás miembros que conforman el grupo de “El Salteño” por la garra y la buena predisposición para que viviéramos dos jornadas de pesca imborrables. El trabajo de cada uno de ustedes es admirable y ademas de responsabilidad han hecho que las jornadas fueran muy divertidas… nada mas puede pedirse. Por supuesto gracias a Angel Rossi, hermano de pescas pasadas y por venir. Hicimos una más, que ambos sabemos que no es sólo una mas… marcará un antes y un después ya que esta experiencia deja sus huellas. Ademas con una previa impecable, poniéndole mucha atención a la logística del viaje y sobre todo cagándonos de risa…

Volveremos por mas….
Gentileza de Telmo Abadia

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/140917-un-rio-un-desafio-el-juramento/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Senti La Pesca

Portal dedicado a todo lo relacionado con el mundo de la Pesca Deportiva (Lugares, Modalidades de Pesca, Alojamientos, Excursiones/Concursos, Amigos, Notas, Comercios, etc.)

Deja un comentario