15/01/18 Flotadas en el Río Limay

0

Los últimos días en Patagonia han sido de un calor agobiante, máximas de 32° C y con poco viento, excelente para los pescadores. Por suerte los ríos mantienen una buena temperatura para la actividad de las truchas: 13° – 14°C; casi ideal …

Días atrás flotamos el Limay Superior, muy cerca de Bariloche. Elegimos pescar el primer tramo que va desde su embocadura hasta Rincón Chico. Aproximadamente 10 kilómetros. El río, como la mayoría de origen glaciario, está altísimo: el invierno fue nevador y la primavera lluviosa. Por supuesto, muy rápido. Existen pocos pools (remansos) donde podamos parar para lanzar nuestros intentos. De modo que en particular, en el primer tramo del río, nos obliga a lanzar nuestros casts hacia los pequeños pools que se forman bien cerca de la costa, entre los arboles.

La mañana pasó sin sobresaltos, con poca o nula actividad. La temperatura exterior hace que los peces prefieran estar en aguas más frescas: correderas superficiales o “patrullando” los veriles; allí donde el lecho del río cae desde zonas bajas hacia “el canal” más profundo. De allí que no tuvimos respuestas lanzando hacia los pools entre los arboles. Concretamente, recién tuvimos actividad hacia el mediodía en una corredera baja, donde cobramos 2 arcoiris medianas.

 

A partir de esa hora todo cambió. Ya era tiempo de almorzar así que desembarcamos en una zona con sombra (el sol estaba imposible, era una lupa que quemaba nuestra piel !!).  Almorzamos, un descanso y a pescar !!  Para nuestra sorpresa tuvimos mucha actividad entre las 2 y 4 pm. Cómodamente instalados y pescando de costa engañamos cuatro peces medianos, el quinto coronó el día: una marrón “plateada” que nos regaló una excelente pelea (2 kgs aprox), con saltos espectaculares al estilo arcoiris.  Fotos obligadas y al agua.  Una nota: todos los peces que cobramos estaban en excelentes condiciones, muy saludables; ofrecieron muy linda pelea antes de “entregarse”. La mayoría de las piezas las cobramos con shootings (hundimento) y rabbits o streamers medianos en color oliva.

Luego de tanta actividad preferimos “descansar” la zona y esperar hasta que se viniera la tarde, momento de mejor pique por cierto. El clima no ayudó, se levantó un viento importante; bajó la presión y el nivel de actividad en el agua. De este modo hacia las 6,30 pm decidimos seguir río abajo en busca de otros puntos de pesca. Cuando dimos la vuelta del río el viento hizo imposible llevar el bote y menos aún hacer algún lance. De manera que seguimos río abajo en busca de reparo para nuestros cansados brazos (y los del guía).  Así y todo arribamos a nuestra zona de desembarco sin actividad. Definitivamente la presión atmosférica anuló cualquier actividad en el agua.

Más allá de esa situación – típica del Limay – tuvimos un excelente día de pesca con el agregado de un plus de más de 2 kgs de trucha marrón. No nos podemos quejar. El Limay es un río difícil de pescar y más ahora con tanta agua. Veremos qué nos deparan futuras salidas.

Hasta la próxima, gentileza de Eugenio Rivademar

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/150118-flotadas-en-el-rio-limay/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Senti La Pesca

Portal dedicado a todo lo relacionado con el mundo de la Pesca Deportiva (Lugares, Modalidades de Pesca, Alojamientos, Excursiones/Concursos, Amigos, Notas, Comercios, etc.)

Deja un comentario