16/05/18 Hijo del sol

0

Después de todos esos días grises y lluviosos recibo el llamado de un amigo: el Ruso Viktor para invitarme a pescar con un pronostico de clima impecable asi que que mejor manera de celebrar la salida del Astro Rey que ir en busca de su Hijo, el que refleja su color en las escamas, el brío,l a fogosidad y el ímpetu del padre …

La primer parada fue Zarate donde nos juntamos con Jose Maximiliano Tártara que era el tercer pescador ¿Destino final? Villa Paranacito con la Guiada de Kaki San Expedito. Llegamos a la guardería “Los Pinos”, el amanecer se presentaba hermoso con una bruma sobre el río que dibujaba un cuadro de Quinquela. Subimos todo a la embarcación y salimos navegando despacio rumbo al río Uruguay. La expectativa y el optimismo estaban al tope como siempre, pero el interrogante era grande ¿Como se iba a dar la pesca después de tantas tormentas con un bajón importante de temperatura y el río mas alto de lo habitual?

Llegamos al primer lugar de pesca, había armado para esta ocasión la caña Gozio xXx de 8/14 lbs, reel Quantum Smoke 151 e iba a probar las nuevas Bananas Pantera de la firma VML AnimalLures de 11,5 cm de largo – 35 gr de peso – acción Floating – paletas 1 y 2 eligiendo para los primeros tiros unos de mis colores preferidos que es el negro. Ésta estaba tuneada con simples y puestos los dos mirando hacia atrás.

 

La técnica de pesca era la conocida como al golpe lanzando los señuelos hacia los accidentes de la costa, si bien hay plantas, palos, puntas salientes y demás accidentes no hay correderas, el río corre muy suave, así que la tarea es titanica por que pueden estar en cualquier lugar. Hay que castear, castear y castear… tirar casi en todos los huecos ya que pueden estar en cualquier lado. Llevábamos como una hora de casteos sin resultados hasta que meto un tiro entre las plantas y siento un toque en el señuelo, le grito al guía: – Ataque, ataque.. e inmediatamente aumenta la velocidad del eléctrico para quedarnos a tiro de ese lugar.

Me pregunta: – ¿Estas seguro?. – Si, si… le digo. Mantuvo magistralmente la embarcación en posición optima, no conté pero creo que hice unos 10 tiros al mismo lugar hasta que una frenada brusca se interpone en mi recogida a la cual respondí con una clavada lateral – la caña se planto formando un arco de 180º -, acto seguido se dejo ver en un salto ese hijo del sol: hermoso juvenil que con el equipo adecuado dio una hermosa pelea de varios minutos. Sin riesgos Kaki lo levanto con el copo, lo desanzuelo con el mayor de los cuidados y me lo paso para la foto, que luego de retratar el momento volvió rápidamente al agua.

 

Eran tan solo las 9 am, con una enorme sonrisa seguí casteando. Después de insistir por mas de 6 horas sin respuesta se fue diluyendo esa sonrisa, lo que empezó de la mejor manera lamentablemente no siguió así. Recién como a las 15 hs en un lugar de muy poca profundidad Kaki alienta a que intentemos con algunos Poppers. Le hicimos caso. Entre dos plantas muy tentadoras meto un tiro y Jose va con otro un poco mas pasado, pasa mi popper por las raíces de la planta y nada. Atrás pasa el popper de Jose  con lo justo y sale de abajo un Doradito a tomar ese Popper, que lindo ataque, se concreto en lo que seria la segunda y ultima captura del día.

La verdad que estuvo dura la jornada, Kaki los busco incesantemente pero nos queda la satisfacción de haber tenido un 100% de efectividad, si manqueábamos esos dos únicos ataques tendríamos las mano vacías. Nuestro amigo Viktor no tuvo ni un solo ataque, no siempre se hace el pescon que uno sueña esa noche anterior donde no se pega un ojo, pero se la paso bien. Villa Paranacito tiene un encanto especial con esa exuberante naturaleza que desborda por todas sus costas, para deleite de los navegantes .

Gracias Jose y Viktor por ser excelentes compañeros de pesca le pusieron toda la garra que el día ameritaba y Kaki un guía para recomendar,  sin dudas volveré para la revancha !!
Gentileza de Walter Gastaldi

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/160518-hijo-del-sol/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Walter Gastaldi

Prácticamente nací con una caña en la mano, con la Pesca metida en cada célula. Mi Abuelo y mi Padre fueron empleados en la AAP y crecí ahí.

Deja un comentario