17/10/17 Salida señuelera mirando el google maps

2

Después de seguir el pronóstico del clima durante toda la semana, ya estaba definido el día Lunes para salir a buscar las tan preciadas tarus…

Como veníamos de hacer pescas poco comunes por la zona en cuanto a cantidad y calidad, decidimos cambiar de rumbo e ir a intentar robarle algún ejemplar a un ojo de agua que divisamos hace tiempo por el Google maps. ¿El camino? Complicado. Desde donde podíamos entrar eran poco más de 3 km, una cantidad considerable sobre todo teniendo en cuenta que se trata de campos en los cuales ni siquiera hay animales como para tener el pasto relativamente corto o senderos marcados, a eso se le sumaba un par de cañadones y algunas casas que estaban relativamente cerca de los campos que teníamos que atravesar.

Arrancamos a las 7 am y a eso de las 7.40 am llegamos donde dejaríamos el auto para empezar a caminar desde ahí. Fue todo bastante parecido a lo que imaginábamos: pasto alto, rocio, dos cañadones secos y el que tenía agua un árbol caído nos ayudó a cruzarlo sin problemas. Después de 1 hora y 20 minutos, llegamos!!! Un lugar espectacular en el medio de la nada, lo más parecido a un oasis. Dos factores nos complicaron más de lo que esperábamos: la abundante vegetación y el viento, que por momentos era insoportable.

Una vez que dimos las líneas al agua los ataques no se hicieron esperar pero le erraban a todo, o errábamos nosotros –  jajaja -. Pasaba el señuelo y venía el ataque cuando este ya había pasado unos 10 o 20 cm… casi todo igual. La monotonía terminó cuando Jorge me llama y me dice: – Vení ! (en voz muy baja). – Veni daleeeeee! acá hay una tomando sol. Asique tomando las precauciones necesarias me acerco y la veo, terrible taru!!. Prendo la cámara para hacer el video, le sumerge el señuelo por delante a unos 20/30 cm pasándolo muy despacito para un costado y…. nada!

 

Cuando vuelve a pasarlo mordiscón muy tímido, otro más firme y ahí sí se dió una hermosa pelea con captura. Después de eso nos pinchamos un poco más… seguiamos igual que antes, ataques esporádicos y lejos de clavar, hasta nos rompieron un par de gomas. Paramos a hidratarnos con un poco de cerveza fresquita y a comer unos sandwiches de mila que había preparado el día anterior. Ya con toda la modorra post almuerzo arrancamos de nuevo.

Jorge se despacha con la segunda. Ya eran más de las 13 y nada hacía suponer que la cosa iba a mejorar. A punto de acompañar la decisión de emprender la vuelta pruebo unos tiros con una rana de goma casera… una pasada, ataque… dos pasadas, ataque.. hasta que a la tercera la claveee!!! Una alegría inmensa, como si la taru de unos 450 gr hubiese pesado 5 kg! Al rato, cambio de señuelo y tengo 1 ataque más, mi segunda taru: una bestia que a juzgar por las fotos no pesaría más de 150 gr. Para mi esa también fue gigante!

Ya con un sabor un poco más dulce emprendimos la vuelta, los últimos metros eran kilómetros, todavía me acuerdo de los 6 alambrados que pasamos (@#%). Hay que mirar el maps, fijar rumbo y patear muchachada, si le erramos, le erramos… está dentro de las posibilidades. Buena semana!
Gentileza de Christian Andrés López

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/171017-salida-senuelera-mirando-el-google-maps/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Christian Lopez

2 Comments

Deja un comentario