18/12/18 Pescando en Bariloche

0

Disponiendo de unos días de vacaciones, nuevamente con mi señora viajamos al sur donde Miguel y Adriana Vanadia, como hace ya años, nos recibieron en sus cabañas Verdesol Bariloche…

Unos cuantos Km. antes de llegar pude ver un nivel altísimo en el río Limay, con lo que deduje que otros ambientes acuáticos estarían en condiciones similares y, debido a ello, mi primer escapada de pesca fue solo con una caña de spinning y un par de cucharas. Poco equipo y fácil de manejar en supuestos difíciles accesos, los que fui a investigar. No me equivoqué, todos desbordantes de agua y algunas sendas tapadas por el líquido elemento.

El conocimiento de los lugares y un sobre esfuerzo físico deberían jugar un papel de cierta importancia para lograr objetivos. El primer tipo de pesca que suelo aprovechar en algo menos de media jornada en cada intento, al principio, si bien pude dificultosamente llegar a los lugares deseados no tuvo el éxito que esperaba. Fue una pesca casi diaria con interrupciones en las fechas acordadas para las otras dos y otros programas. Aproximándonos al final del viaje cambió rotundamente.

Me refiero a lugares del lago Nahuel Huapi que conozco hace muchos años y los pesco desde sectores donde en el lecho reina la profundidad y los paredones aledaños son muy altos. Ahí no voy a pescar truchas chicas, busco las grandes y no recuerdo un viaje donde no haya tenido pique de algunas de ellas. No es muy sencillo obtener respuestas de esas truchas grandes (en diferentes viajes he conseguido piezas de 3 a 6 kg., pero no es cosa de todos los días). Se debe manejar una buena técnica y conocer muchas variantes.

Son lugares donde los lances deben tener buena distancia y, por lo general, hay que darle tiempo a que la cuchara profundice. Para conseguir distancia y debido al tamaño y potencia de las truchas utilizo un nailon de excelente calidad 0,26 mm.con una salida soldada del 0,35 para evitar el corte al llegar a la zona de piedras que coincide con la extracción según reglamento o captura, foto y devolución. Salvo una vez en que Miguel me acompañó, fui solo a estos lugares por lo que las fotos escasearon o estuvieron ausentes.

 

A poco de llegar, con la intervención de gente de la Secretaría de Turismo y el Emprotur, a quienes les agradezco la atención, especialmente a Gastón, Diego y Mariana, nos encontramos junto al mencionado Miguel, con Nicolás Repossini y su ayudante para una flotada a pura pesca con mosca en el Río Limay, un programa muy recomendable. Arcoíris y marrones en sectores de desbordes, en correderas, en pozones y otros lugares protagonizaron fugas y algunas fueron capturadas y devueltas mientras disfrutábamos unos paisajes maravillosos desde el río, esos que Bariloche tiene por todos lados. Una arcoíris enorme, inusual por el tamaño en el Limay, río que se caracteriza por gigantes marrones en otra época del año y mucha pesca mediana mayormente durante la temporada normal, tomó una mosca con patas de gomas provista por el guía y salió disparada rio abajo quemándome la palma de la mano con la cola de ratón. Vimos sus dimensiones y después de sacarme varios metros conseguí frenarla de a poco y comencé a recuperarla pero la más grande suele escapar y así fue. No cortó, simplemente se desprendió de la mosca.

Cerramos la jornada con un “almuerzo” liviano bajo los árboles orilleros en el lugar de extracción del catarraft, agradeciendo al Guía su excelente desempeño. Lo recomiendo sin dudar. Para el tercer tipo de pesca practicada volvimos al lago Nahuel Huapi. En el complejo Cirse-Maitén nos encontramos con el Guía-Capitán Víctor Katz quien, en un semirrígido de 5,70 de eslora con un motor de 80 HP manteniéndose cerca de un lado y el opuesto de la península de San Pedro, nos condujo a una pesca a trolling con líneas de superficie y señuelos, línea de plomo con cuchara y una caña de spinning liviano unida a un down-rigger. El último artefacto se llevó todos los laureles según lo esperado por Víctor, con un rendimiento acorde a promedio, es decir una trucha grande por hora de pesca.

Este guía-capitán es especialista en trolling y lo practica todo el año con buenos resultados. Una más que buena opción para todo pescador que gusta de esta modalidad. No tenga dudas en que si hace los deberes como le indique él, pescará con seguridad. Y las truchas del Nahuel, sobre todo a trolling de profundidad suelen ser grandes. Bien, básicamente las tres modalidades fueron someramente explicadas, pero uno no va a Bariloche solamente a pescar, aprovecha todos los paseos posibles y además conforma y gratifica a la familia, cuando va con ella, dándole grandes premios para la vista y todos los sentidos, ya que hay programas (en cantidad) que no se pueden desaprovechar.

En SERVICIOS encontrará direcciones útiles y en Internet con solo poner: “Bariloche Turismo” podrá navegar por distintos sitios que le ayudarán mucho a programar su viaje. CONCLUYENDO: ya con diciembre avanzado, el nivel de agua tiene que haber disminuido bastante y la pesca debiera estar bastante más sencilla. Los últimos días que estuvimos ya se notaba la bajante.

SERVICIOS:
SECRETARIA DE TURISMO BARILOCHE: Villegas 215 – www.bariloche.gov.ar/turismo.php
EMPROTUR: Villegas 215 Teléfono 0294-442-2484

INFORMES TURISTICOS DE LA SECRETARÌA: informescentromscb@bariloche.gov.ar

CABAÑAS VERDESOL BARILOCHE www.verdesolbariloche.com.ar Celular 0294-15-4656332  verdesolbariloche@yahoo.com.ar –  Km 19,8 Circuito Chico.

GUIA DE PESCA CON MOSCA: Nicolas Repossini – nicorepossini@gmail.com – Instagram y Facebook: Patagonia WindsFlyfishing – Whatsapp + 54 9 294 431-8163

GUIA DE PESCA EMBARCADA: Víctor Katz – www.pescaembarcada.com.ar Facebook: pescaembarcadabariloche – e-mail: Info@pescaembarcada.com.ar + 54 9 294 460-0794

Buen turismo y mejor pesca!!!

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/181218-pescando-en-bariloche/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Jorge Lopez Basavilbaso

Prensa – Multimedios – Notas – Relevamientos – Publicidad.

Deja un comentario