19/05/15 Lenguados en Kayak

0

La albufera de Mar Chiquita se halla al sudeste de la provincia de Buenos Aires lindante con el océano Atlántico y su masa hídrica es provista por las pleamares marinas en mayor medida y por una vasta cadena de arroyos que drenan el agua dulce hacia la misma mezclandolas con las del mar, resultando de dicha mixtura un medio salobre, arrastrando en su escurrimiento al mar sedimento y mucho alimento como peces forrajeros y cangrejos, comida predilecta de una de las especies marinas como el lenguado.

La temporada alta de pesca de estos peces es generalmente en los meses de Octubre a Noviembre y finaliza en Mayo o con los primeros fríos invernales ya que el agua baja mucho su temperatura y los lenguados comienzan a disminuir sus funciones biológicas, no es que desaparezcan pero su captura a veces resulta dificultosa al no ser muy agresivos al comer. Muchos se preguntaran como sobrevive este animal a un medio no salino, cuando baja agua dulce producto de abundantes lluvias, resulta ser que es un pez denominado eurihalino o sea adapta su organismo al cambio de condiciones salobres.
Hoy en día gracias al avance tecnológico y casi en tiempo real nos enteramos de todo tipo de acontecimientos que suceden en el mundo y los pescadores no estamos ajenos a ello y a través de nuestros celulares podemos acceder a buena y fresca información relativa a la pesca. He aquí que nos llegan novedades de algunas capturas de lenguados.Planificamos entonces una excursión de pesca a la laguna de Mar Chiquita.

 

 

Las condiciones meteorológicas se presentaban con temperatura templada con escaso viento y algo de niebla, a eso de las 8,30 de la mañana y con los primeros rayos del sol, alistamos nuestras pequeñas naves junto Fabián Mateos , Bruno Calcara y más tarde se nos uniría Cesar Pereiro. Bajamos nuestras naves frente al club de pesca contemplando a orillas de la laguna como reflejaba a modo de espejo el sol, decorado por el volar de las aves, un paisaje hermoso. Los equipos de pesca fueron armados por cañas enterizas de 8 pies (2.4m) acción media de 12 lbs, reeles de bait cast cargados con nylon monofilamento del 0.30mm, líneas de una brazolada con boya tipo zanahoria blanca para dar flotabilidad a la carnada, plomo de 30 grs. Anzuelo triple y simple 2/0 para encarnar el pejerrey (foto).

Un dato muy importante para tener éxito en esta pesca es contar con carnada lo más fresca posible, poseía unos lindos “caramelitos” capturados con medio mundo y su tamaño, más que ideal, oscilaba entre 12 y 15 cm. Un elemento importante que no debemos olvidar es poseer un copo de boca ancha para introducir los lenguados antes de izarlos al kayak, tarea algo complicada pero divertida ya que con una mano debemos sostener la caña y con la otra tratar de meterlo en la red para luego enhebrarlos en una soga atada a una fijación lateral del kayak.

 

Así las cosas, partimos de la zona frente al club de pesca rumbo aguas arriba. El plan era obtener algún resultado sobre los veriles en la modalidad trolling o sea moviendo la carnada con la velocidad de la embarcación para tentar algún lenguado que yaciera sobre el fondo al asecho de alguna presa. Testearíamos un área que comprendería las inmediaciones donde existía un “Viejo Alpino” hasta Paso de Gomez, calculamos unos 1000 metros de trayecto con orientación norte. Navegamos por más de una hora sin resultados aunque las condiciones eran las propicias por el incesante movimiento de agua debido a la corriente de drenaje hídrico hacia el mar, producto de la bajamar, sabiendo que estos animales se activan mucho cuando se da esta situación.

Recién en la zona de paso de Gomez aparecieron los primeros resultados de capturas
, más bien chicas pero que ofrecían una interesante batalla, lamentablemente alguno de ellos venían tragados y debieron ser sacrificados. Más tarde decidimos acercarnos a la zona del viejo alpino haciendo un poco de trolling y otro poco de spinning (anclados) obteniendo algunos ejemplares de interesante porte, entremezclado con algo de “chiquitaje” todos en esta última modalidad de pesca.

 

Emprendimos la retirada cerca de las 13hs conformes, aunque la pesca no fue nada del otro mundo por los resultados obtenidos, pero por lo menos corroboramos que los “chatos” se mostraban activos, disfrutando del kayakfishing y como resultado de la jornada ofrendamos a la mesa familiar deliciosos lenguados que siempre son bienvenidos como una de las carnes más exquisitas de nuestra fauna ictícola.

Espero que les haya gustado el informe y como siempre saludos.
 Miguel A. Vinciguerra

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/190515-lenguados-en-kayak/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Miguel Vinciguerra

Fan del kayakfishing desde el 2002. Me gusta editar vídeos, escribir y sacar fotografías, por lo que en este espacio encontrarás todo lo referente a la pesca en kayak, informes de pesca, tutoriales, técnicas, equipos e indumentaria, seguridad y más!

Deja un comentario