21/05/18 Sali decidido a cerrar mi temporada de tarus

1

Es una pesca que me apasiona pero el clima de a poquito va poniendo las cosas en su lugar. La idea de cerrar era salir a pescar para no pescar ¿Se entiende?..

Salir tipo 11 am hasta las 15 con este frió, viento sur y un campo que no para de sacar agua para el arroyo, era al menos en principio salir a no pescar. Ademas teníamos el antecedente cercano de la noche anterior de una lluvia acompañada de granizo. Obviamente no conseguí compañeros… nadie se la jugó y los comentarios eran del tipo “quedate calentito en tu casa”, “vos si que estas loco”, “no vas a pescar nada” y un sinfin de etcéteras.

El día fue de lo peor, dejé el auto MUY lejos, me puse las botas y a caminar. Barro, frío y muchos mosquitos! Llegué hasta una zona en la que el campo sigue “escupiendo” agua hacia el riacho y empecé a intentar. La idea era raspar el fondo con la cuchara arrastrando la goma. Iba, venía y nada. Ya llegando al arroyo en al menos 1 metro de profundidad siento el mordisco, llevada hacia un costado y clavo mi primer taru del día!!!! Nada para destacar, pero taru al fin.

 

Ensayo unos tiros mas y empiezo a volver pasando por unos puntos que ya tengo junados. Bajaba muchísima agua, el riacho estaba bien encajonado, lo que hacia que los lugares tarucheros sean menos que de costumbre. En la salida de una curva aproveché el nivel del arroyo para hacerle unas pasadas entre la costa y una línea de juncos que normalmente no tiene casi agua. Un tiro, dos y como al quinto un mordiscon furioso que me tomó por sorpresa y disparada para el medio de la correntada!!! Mi caña de 6-12 lbs estaba al límite! No podía ver que era….

Hasta que por ahí, ya cansada se dejó ver: Terrible taru!!! Veo como levantarla por encima de la barranca para no hacer macanas, muchísimas selfies y al agua. “Ya está” me dije para convencerme. Así que empecé a volver con una sonrisa de oreja a oreja. Ya a la mitad de camino hay un lugar que siempre paso y rara vez he pescado. Es un lugar en el cual hay un viejo puente derrumbado y juncales a los dos lados. En esa zona el agua corre mucho y he tenido chances de doradillos, no muchas pero si algunas.

Iba dispuesto a coronar la jornada, sólo me tenía que desviar de mi camino de vuelta unos 500 metros. En 4 km no es mucho! Llego al lugar, al segundo tiro sale disparado un doradillo en busca de la cuchara, le pega el tarascon y después de unos hermosos saltos, le puse la frutilla al postre! Estas son cosas que pasan solo una vez, y a mi me pasó! El Lujan nos regala estas cosas, solo hay que tener tiempo y muchas ganas.

Abrazo y buenas pescas!
Gentileza de Christian Andrés López 

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/210518-sali-decidido-a-cerrar-mi-temporada-de-tarus/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Christian Lopez

1 comentario

  1. Christian, que lindo relato de pesca solitaria. Por que zona agarraste el rio lujan? estoy empezando en el baitcasting y no se muy bien donde manejarme? si me podes orientar te agradecere. saludos!

Deja un comentario