21/06/16 Pescando con una sorpresa inesperada..

0

Se cumplió el presagio. Sabíamos que no iba a ser fácil pero aún así ayer – 20 de Junio – decidimos probar la pesca de pejerrey en la Arenera del Faro, aunque fue casi imposible. Desde bien temprano el mar se presentó difícil, con muchísima leva, muy fuerte y con una ascendente correntada Sur – Este, lo que nos obligó ya en los primeros lances a prescindir de la doble boya o boyas grandes y del famoso rulero cebador.

Mientras una parte de nuestro equipo probaba suerte hacia el sur, pasando el arroyo, otros decidimos buscar el norte, en la zona del balcón. Mismo panorama, aún cuando la mínima ya estaba establecida y la corriente y fuerza parecía ceder. Pique casi nulo, aunque en cañas de Francisco y Guillermo aparecieron dos lindas burriquetas y un escardón.

 

Aunque las esperanzas estaban puestas en el repunte, el color del agua (bastante marrón, con arena en suspensión) se mantuvo siempre en la misma franja y el mar nunca se llegó a limpiar. Pretender obtener un corno ya era una utopía y pescar algo, también. No era el día ideal y se notó. Pero habrá que armarse de paciencia y esperar que el agua se enfríe un poquito más. Plena etapa de transición, donde el escardón comienza a retirarse a zonas más cálidas para darle paso a los ansiados y buscados manilas.

VISITANTE INESPERADO
Entrada la tarde logramos divisar a lo lejos la presencia de un pingüino, especie que siempre es bien recibida porque augura una temperatura del agua lo suficientemente fría para la pesca del corno. Tamaña sorpresa nos llevamos cuando nos acercamos y notamos que el animal se mostraba extenuado y a su vez apurado por salir del mar.

Intentamos ayudarlo pero, al querer incorporarse, se volvía a caer. Es por eso que rápidamente nos comunicamos con el Aquaruim Mar del Plata, quienes minutos más tarde acudieron al llamado de auxilio, justo en el momento que un transeúnte ocasional tomó al pingüino en sus manos y lo acercó al personal especializado.

Este tipo de situaciones son muy importantes para recordar que además de pescadores, somos también humanos que debemos siempre velar y dar una mano a las criaturas de nuestras playas, ayudando en todo lo que se pueda y que una playa limpia – cuidada también depende de nosotros.

Un abrazo a todos, Diego Fernández

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/210616-pescando-con-una-sorpresa-inesperada/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

La Oficina Peña Pescadora

Peña integrada por un equipo de pescadores deportivos y amigos que comparten una misma pasión. Informes, notas y fotografías de la pesca en la ciudad de Mar del Plata y alrededores.

Deja un comentario