22/10/18 Pescar por satélite

0

La pesca tiene que tener un toque de locura sino no tendría gracia! Tal es así, que luego de volver de pescar un Domingo y no obtener buenos resultados decidí buscar lugares en el Google Earth para recorrer…

Luego de marcar un par de points y descargar las ubicaciones al celular, se salió a buscarlos. Grande fue la sorpresa de encontrarlos y ver que todavía no habían llegado ni las redes ni los que se hacen llamar pescadores y destruyen todo. ¿Cómo descubrir que no llegó la gente hasta ahí? Sencillo… No hay basura ni escamas por todos lados.

Luego de hacer los primeros tiros, tratando de encontrar alguna actividad en el agua, llegaron los primeros ataques. La sorpresa fue que no eran tarariras sino pequeñas palometas que destrozaban todas las gomas que tocaban el agua. Con esa realidad no sería llamativo que las tarariras no se encuentren en la zona. Tip #1 cuando hay palometas cerca, las taruchas tienden a dos comportamientos: el primero es estar más atentas a un posible ataque, que a atacar ellas. El segundo, es que se repliegue a zonas más bajas donde la palometa no entra. Se pudo haber achicado las gomas y hacer un pescón de palometas, pero no era la idea. A juntar todo y desplazarnos al segundo Point.

Luego de caminar bastante se llega a la zona de pesca y es ése lugar de ensueño en donde ya uno se imagina, de donde va a salir, como va a salir y con que va a salir la pesca. Bueno… Fracaso rotundo!!! Más palometas y ya se estaba llegando al mediodía sin una captura. Juntar nuevamente todo y dirigirnos al tercer Point. Una vez en el lugar con la idea de que también sea la misma situación, se armó un Higlander con una cuchara giratoria y si lo toman las palometas por lo menos no lo van a romper. Dos tiros y la primer captura!!! La primer captura del día y era una tarucha!!! Tarucha…taruchita, porque en verdad parecía un llavero jaja! No importa, todo suma para ganar confianza.

 

Imaginando que la pesca se activaría continuamos pescando la zona. Nunca se activó. Completamente derrotados decidimos ir a un lugar que solía tener pesca hace un par de veranos atrás. Otra vez caminando y pensando el por qué no habremos llevado algo frío para tomar (una cerveza o una gaseosa). A todo ésto ya se nos había pasado todo el día, estábamos bastante entrados en la tarde (17 hs) pero con las esperanzas intactas (mentira yo me quería ir, pero no podía porque había recomendado ése lugar jaja). Caminar y seguir caminando lanzando infinidad de señuelos al agua y no lograr nada.

Hasta que… “Apareció el lugar” después de 7 horas era la primera vez que estábamos convencidos que ahora si. Ahora si se iba a dar la pesca. Y así fue!! Primer ataque, segundo ataque y doblete de taruchas. Alegría, foto y devuelta al agua. Volvimos a la normalidad. Ahora va a salir de todo,nos dijimos. Es increíble lo que hace la confianza a la hora de torcer una realidad desfavorable de pesca. J.M me dice: – Che que lindo para ver un ataque en superficie. A lo que le contesto: – Bueno, hagamosla subir jaja! Ahí sale una seguro. Y salió, después otra y otra más. Toda la pesca que no pudimos hacer durante el día, la hicimos en los 90 minutos que nos quedaron de luz. Ahora sólo restaba volver hasta el auto (a varios kms de distancia) en plena oscuridad y recordando todo el día vivido.

Que locura que es la pesca y que locos que son mis amigos que siempre me hacen la segunda.
Gentileza de Fabian Strach Katz

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/221018-pescar-por-satelite/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Fabian Katz

La pesca deportiva como acto de fe y la elegancia de la misma en su mayor expresión.

Deja un comentario