23/05/16 Doradillos en San Nicolas

0

Con ganas de hacerle unos tiros a los Dorados y viendo que el agua ya bajo bastante, nos decidimos por algún lugar cerca y la decisión fue: San Nicolas. Llegamos a las 6:30 am y a las 7 ya estábamos en marcha admirando un nuevo amanecer en el Parana, cosas que quedan en la retina y que una foto solo lo representa en un 20%.

 

La pesca fue solo con señuelos, modalidad baitcasting y al golpe en un escenario hermoso, si bien el agua bajo bastante hay incontables árboles hundidos y palos donde se realiza la pesca, por ende están muy repartidos los lugares donde los Dorados están al asecho. 

Es divina la pesca al golpe, de las mejores modalidades a mi gusto… juega un gran sentido la pericia en los lanzamientos casi milimétricos y que rayan la perfección, no hay que tirar a lo loco sólo hay que observar muy bien los lugares a colocar el señuelos teniendo en cuenta que la lancha esta en movimiento, los otros compañeros también están tirando y un mal tiro no solo es la posibilidad de no tener ataque desperdiciando el lugar sino que también esta la de perder el señuelo…. por eso no hay tirar como con “miedo”.

 

El Dorado esta en los palos y hay que tirar en los palos (Como dice el Guía Codina ” Los señuelos son del Rio, este te los presta nada mas” ) y hay que hacerse la idea de eso, si tenes miedo a perder un señuelo no pesques. La pesca estuvo muy entretenida, si bien no fue fácil encontrarlos, había mucha cantidad de juveniles que no tomaban bien los señuelos, esta vez no tuvimos suerte con los tamaños pero como digo siempre: “En la Pesca a veces se gana, a veces se aprende pero nunca se pierde”

Fue un excelente entrenamiento para la pesca al golpe. Gracias a mis compañeros de Pesca Guillermo Gomez y Nahuel Matuda por compartir tan linda salida !!!!
Gentileza de Walter Pesca 

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/230516-doradillos-en-san-nicolas/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Walter Gastaldi

Prácticamente nací con una caña en la mano, con la Pesca metida en cada célula. Mi Abuelo y mi Padre fueron empleados en la AAP y crecí ahí.

Deja un comentario