24/01/19 Bogas en los Malecones

0

Vivir en la ciudad genera en el amante de la pesca y el outdoor una sensación de distancia enorme entre él y su pasión, pero tengamos en cuenta que vivimos al borde de un estuario que tiene todas las cualidades para dejar de ser tan solo un lugar en donde “despuntar el vicio” y valorarlo como un point de pesca excelente: Sí, el Río de la plata tiene todo lo que busca el pescador deportivo…

QUE NOS ESPERA
Dentro de la gran oferta de especies deportivas que podemos encontrar en el Riopla está la Boga: peleadora como pocas y con una forma de picar que exige la máxima atención desde el otro lado de la caña, con un pique muy sutil, literalmente te roe la carnada y si no reaccionas  te pela, tenés que “ver y escuchar con los dedos”, pura atención.

En resumen pescar bogas es apasionante y más aún las grandes de los Malecones. Por eso nos volvimos a encontrar con nuestro amigo y guía de pesca PavloHusarevich de Aimara Pesca Embarcado Rio de la Plata Berisso quien nos venía avisando que las Bogas estaban a pleno, así que al agua pato y enfilamos para el rio.

ARRANCA LA LOCURA
Ni bien “estacionamos” en los Malecones tiramos las líneas y arrancó el pique, casi antes de tocar el agua empezó el “biribiri”  y tras cañazo, empezaron a desfilar las escamas. Los tamaños iban desde “Boga hasta Bogón” pero la lucha era en todos los casos realmente intensa, a pura caña dolada, no se entregan hasta que están en el copo.

 

LA RECETA Y LA SORPRESA
Picaban con maíz como toda buena Boga pero sin duda lo que la rompió fué la masa secreta de Pavlo, Bocato di Cardinale!!. De hecho no solo las Bogas caían en la tentación de la masa, Iván Husarevich (un personaje total) clavó un carpón patrio que sin duda fue el mostro de la jornada y que lo dejó sin aliento después de tremenda lucha.

TRAVESIA ENTRE AMIGOS
Así se fue dando una jornada de pesca apasionante y realmente divertida, porque entre pique y pique se compartían mates, refrigerios (unos sanguchitos de bondiola astronómicos) historias y disparates, cosas que solo la pesca entre amigos nos puede dar. Y hasta de amigos internacionales ya que era parte del contingente un Gringo de Minnesota, un loco hermoso con pinta de atorrante llamado Waldo quien con el “culo del principiante” nos pintó la cara a todos y nos hizo reír durante toda la travesía. 

¿Que más agregar a este relato?… Solo queda vivir la experiencia, a vos pescador te digo no te pierdas los Bogones de los malecones de Berisso. Guia: Pavlo Husarevich

Texto y fotos: Fernando Otero / Juan Manuel Otero –
Gentileza de Pinchando Mostros

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/240119-bogas-en-los-malecones/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Pinchando Mostros

Somos dos enfermos de la pesca con artificiales, que quieren compartir su enfermedad... y ponerle algo de rock!

Deja un comentario