26/01/16 Los Riesgos del Kayak

1

Verano 2016 | En Mar del Plata, hay un caos de kayaks y los guardavidas se quejan. En los últimos años se popularizó la actividad. Los venden en el supermercado y la gente sale sin preparación.

Los guardavidas acaban de abandonar el mangrullo y se zambullen en el mar a una velocidad sorprendente. Todos en la playa dejan de hacer lo que están haciendo. Se ponen de pie los que  no se despegan de la reposera y quedan momentáneamente suspendidos los partidos de tejo, los que están en la orilla estiran el cuello, otean tras las olas, todos con la vista clavada más allá de la rompiente buscando a quien está ahogándose. Un escena que suele darse varias veces en un día, pero que esta vez comprende un riesgo adicional: el hombre en dificultades acaba de perder el kayak con el que se había metido y la embarcación, pesada (no menos de 20 kilos), rígida y sin control, viene siendo arrollada por las olas directo a la orilla, donde hay gente bañándose.

Los rescates y accidentes con kayak se multiplicaron en los últimos años y la preocupación de los guardavidas llegó a las autoridades. Plantearon la situación a la municipalidad y llevarán en los próximos días un petitorio a la Prefectura Naval Argentina “para que controle y vigile” la actividad del kayak. “La idea es que quien ande en kayak esté equipado y que Prefectura exija algún tipo de carné o brevet náutico (un permiso para gobernar embarcaciones), porque hay un vacío legal importante y la situación es sumamente riesgosa”, dijo a Clarín el jefe del operativo de seguridad en playas de Mar del Plata, Daniel Mestralet.

Hace una década, aproximadamente, se lanzaron al mercado distintos modelos de un  novedoso kayak plástico y  rápidamente se puso de moda. En pocos años invadieron la Costa. Se usan para recreación, deportes y pesca y desde los cuatro mil pesos en adelante, dependiendo el modelo y el equipamiento que incluya, se pueden comprar hasta en el supermercado. 

Pero se los compran y vienen directo a la playa, sin saber nada”, cuenta Julían Di Giorgio en su puesto de la playa Sun Rider. La playa, ubicada al norte poco antes de llegar a Camet, tiene una bajada que le brinda comodidad a los que arriban con su bote y los fines de semana “está atestada” de kayak. Es una de las elegidas, pero en cualquier punto de la costa se observa la entrada de kayakistas.  

Esta semana se difundió un video de un rescate en esa misma playa (ver noticia). Un inexperto joven pretendió entrar al mar en un día difícil. El oleaje lo dio vuelta y le hizo perder el kayak. “Queríamos evitar que se golpeara contra la escollera, el muchacho tenía poca experiencia, es algo que ocurre con frecuencia”, contó Andrés Rosso,  reconocido nadador marplatense y guardavidas. “Se confían en el mar y no piensan en los riesgos que implica”, dijo Di Giorgio, experto en “salva surf”, modalidad de rescate que aplica  tabla y técnica de surf.

RECOMENDAMOS: Ver Nota Tips y Sugerencias para entrar y salir en Kayak

Los riesgos son múltiples: “Es muy común que no aten el remo, que lo pierdan y queden a la deriva. Hemos visto kayaks quedar a mil metros de la costa”, cuenta Di Giorgio. En ese caso el rescate se hace con un gomón. Y también hay riesgos para quienes están en el mar: “El golpe de uno de esos kayak en velocidad bien te puede costar la vida”, dice, y aconseja prepararse antes salir a remar.

En el centro de Eduación Física N° 1 se dictan cursos. “Se trata de concientizar sobre el uso responsable de las embarcaciones a remo”, dijeron. Pero los guardavidas pretenden un mayor control por parte de Prefectura que, como los botes no tienen propulsión, tiene a los kayak fuera de su órbita.

Fuente: Clarin

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/260116-los-riesgos-del-kayak/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Senti La Pesca

Portal dedicado a todo lo relacionado con el mundo de la Pesca Deportiva (Lugares, Modalidades de Pesca, Alojamientos, Excursiones/Concursos, Amigos, Notas, Comercios, etc.)

1 comentario

  1. Esto lo venia venir hace ya tiempo, quienes practicamos esta actividad, siempre somos solidarios a los noveles, cercándonos a brindar consejo y asesoramiento. Es cierto muchos compran y se meten al agua, con todo el riesgo que implica. No solo por su propia seguridad, sino también por los bañistas, al momento de salir y no poseer una buena técnica y manejo, pueden envestir a los bañistas. El otro factor de riesgo, esto no lo puede prever ningún kayaquista, es la curiosidad de la gente, se te vienen encima, al cruce, para poder ver de cerca.

Deja un comentario