26/09/16 Visitando la Salada Grande de Madariaga

0

Hace 20 años visitaba este espejo y me daba el gusto de lograr mi mejor pejerrey: 1,280 gr; lo que para mí fue mi mejor captura de esta especie en todos los entornos y lagunas donde disfrutamos de esta especie… y aquí arranco mi relato en lo que fue el Domingo, un día de pesca difícil que me recordó que esta laguna – hoy recuperada de su seca total en el año 2012 – en sus mejores momentos entregaba excelentes pescas y extraordinarios ejemplares, pero había que hacer muy bien los deberes…

Elegimos entrar por el pesquero La Tablada, donde recibimos muy buena atención y del cual resalto su prolijidad, y es aquí donde dejaré mi experiencia: primero nunca había visitado este pesquero asique voy a dejar el sabor a aventura que entrega. Una vez embarcados partimos hacia la laguna por callejones entre barrancas y juncales unos 3 kilómetros de paisajes, que por momentos me creí estar en el Delta del Paraná, flora y fauna en armonía; cuando llegamos a agua abierta recordé que estaba en la laguna mas grande de la provincia de Buenos Aires, si bien no recuerdo sus medidas sólo con mirar el mapa uno se da cuenta de su inmensidad.

 

Recaudos siempre hay que tener y aún mas cuando visitamos un espejo de esta dimensión así que como buen adicto a las travesías, a la partida active un Gps Tracking que muy a menudo uso para no perderme tanto en travesías nocturnas Off Road o bien en lagunas donde los pasadizos, canales y laberintos nos pueden hacer extraviar fácilmente si perdemos el sentido de la ubicación, mas aun siendo pescador… que perdemos la noción del tiempo y espacio por el solo hecho de disfrutar de nuestras capturas, digo.. una suave brisa nos cambia de lugar el bote o bien nos baja una niebla y estaríamos perdidos un buen rato, así que dejo bien claro lo de ser precavido.

El clima soñado, soleado, de temperatura agradable y bien primaveral, pero lo principal para la pesca del pejerrey no estaba presente el viento, pedíamos por favor algo de viento, pero este se ausentó casi todo el día, si en algún momento tuvimos mas de 5 a 10 km fué al regreso cuando ya estaba todo dicho y había que retirarse, nada que hacer!.

 

El primer lugar que visitamos fue la zona los Molinos, luego los Galpones y así un par mas de conocidas canchas de esta laguna. En todo momento los dientudos nos volvieron locos, no hubo manera de evitarlos, si por decir que logramos mas de 50 capturas cada uno creo que me quedo corto, a la falta de viento y falta de oxígeno en el agua se podían ver pejes de muy gran porte con sus lomos fuera del agua ignorando nuestros aparejos, lo que nos dejaba con poco ánimo… pero ahí estábamos. Cerca del mediodía sopló una leve brisa que nos dió movimiento, soltamos el ancla, atamos un balde (simulando un ancla de capa) y nos largamos a la deriva, en algún momento íbamos a encontrar lo que fuimos a buscar.

Así luego de casi cortar la laguna por el ancho tuvimos nuestras primeras respuestas, Marcelo logró la primer captura (480 gr) así que bajamos el ancla y entrando en la cancha de pesca con los aparejos a la deriva lográmos nuestras esperadas piezas. Mis dos primeras capturas 570 gr y 600 gr respectivamente, Catriel y Marcelo lograron algunas piezas mas de talla en medida y otras que fueron devueltas por no dar la medida reglamentaria de 25 cm, pero esa leve brisa nuevamente desapareció… y otra vez nada… plancha total! Se nos fue casi el día y ese sabor de a poco nos dejó – al menos a mi – con sed de revancha!. Cabe aclarar que es un espejo que apenas se está recuperando de una sequía de hace 3 años, asique que me entregue dos ejemplares de arriba del medio kilo me da la pauta de que hay muy buena calidad de Pejerreyes.

Si bien nos quedaron unas cuantas canchas por recorrer al menos hasta donde pudimos hicimos los deberes correctamente, buscamos nuestra pesca con casi todos los aparejos y profundidades, con los mejores encarnes, solo nos faltó un bote que nos permitiera planear para llegar rápido a otras canchas. El aparejo que mejor funciono fue “La Tramposa” pero claro… tampoco tuvimos muchas chances.

 

Al regreso charlamos con los Guías del Pesquero y tampoco la tuvieron fácil!, en charla con uno de ellos me preguntó si era la primera vez que venía a la laguna, lo cual le comente que si lo era después de la sequía y estuvimos totalmente de acuerdo en que si bien geográficamente es igual la pesca, la especie y las canchas de pesca nos son las mismas, pero que hoy hay que reconocerla nuevamente ya que está muy cambiada y aunque recién está en plena etapa de recuperación se logran excelentes pescas tanto en calidad como en cantidad.

Para lo personal me quedo la alegría de ver recuperado este hermoso lugar y que a pesar de que hoy me volví con el sabor a poco… pronto volveré, porque la pesca… siempre da Revancha! Espero no aburrirlos con el relato y les sea provechoso a quien desee visitar “La Salada Grande” de General Madariaga.

Atte. Lalo Ohana de Minuto De Pesca

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/260916-visitando-la-salada-grande-de-madariaga/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Minuto de Pesca

Grupo Aficionado a la Pesca Deportiva en la Costa Atlántica. Hacemos Excursiones a Mar Chiquita - Recreo San Gabriel. Contacto: 0223-155210907

Deja un comentario