27/01/16 Paradise Fisherman

0

En primer lugar agradecer a Fede Lemo y Matías de TesteadoresDe Arroyos por la invitación y también a Dorados Uruguay y Hoplias Uruguay por la Atención. Excelente Guía de la zona de la represa El Palmar y Río Negro.

La excursión estaba programada para el Domingo, partimos el Sábado al mediodía con el fin de llegar a destino el Sábado a la tarde, probar algunos Point por nuestra cuentab y luego descansar para encarar con todo la jornada importante.

Bajamos primero en el arroyo Grande, lugar paradisíaco playas de arena con aguas transparentes – un placer para la vista y el alma – donde no tuvimos respuesta alguna, no se podía recorrer por la orilla ya que la vegetación era muy densa. Fede trató mientras Matías y yo estábamos vadeando, se escuchaba el ramerio quebrándose y al rato volvió todo raspado… por el arroyo no se podía avanzar por la profundidad del mismo.

 

Fuimos a una lagunita interna y nos divertimos como locos en un rato con las hoplias comunes, ahí no estaban las Tornasoles. Se nos acabo la luz del Sábado y nos fuimos hacia el destino final El Palmar, todavía nos quedaban unos cuantos Kilómetros. La ansiedad se acrecentaba, nos levantamos a las 5 AM, preparamos todo como a las 6 y nos vino a buscar el guía. Nos dirigimos hacia la bajada de lancha de la represa, no había agua y no se podía bajar la embarcación.. el guía nos dijo que como a las 9 hs – cuando se empieza a despertar el pueblo y se necesita energía – abren la represa para generar la misma y se empieza a llenar de agua. Nos enloquecimos desde las 6 esperar hasta las 9 que larguen agua y por lo menos hasta las 11 para que llegue a nivel, con la ansiedad que teníamos: NOOOOOO !!!

Ahí empezó la ingeniería civil autómata (Argentinismo Puro), reclutamos gente que también quería bajar su lancha y no podía, trasladamos grandes piedras y en una hora hicimos un terraplén para poder bajar la lancha. Que trabajo por Dios lo que hacen las ganas de pescar !!! Salimos navegando tranquilos ya que es muy peligroso, había muy poca agua ,solo los que conocen lo pueden navegar… muchos bancos de piedra y arena.

Nos dirigimos hacia la primera boca de arroyo en busca de las grandes Tornasoles, apago el motor y dijo empiecen… coloco mi señuelo un Strike Pro Hunchback 801 8 y el guía me miro e hizo un “No” con la cabeza pero lo puse igual, por Dios al tercer tiro vengo recogiendo y pegan un tirón que me hizo perder el equilibrio, clavo y era una terrible Tornasol… se me salia el corazón del pecho. Al segundo cañazo para asegurar la clavada saca medio cuerpo fuera del agua: – No podía creer lo que veía !!! cae al agua y hace una corrida tremenda, creo que el tiempo se detuvo y no respiraba, solo lo hice cuando la pusimos arriba de la lancha. Fue algo espectacular, fotos y al agua. Así empezamos una jornada inolvidable, hubo varias capturas mas y algunas lograron zafar, al mediodía nos atamos a un árbol a la sombra para comer y mientras preparaban todo – ni lerdo ni perezoso – arme un líder, le puse una morena y al agua, a los minutos acuso un pique espero la llevada y clavo, la caña pego una doblada terrible y arranco una corrida… una pelea de un tire y afloje continuo y duradero, pelea larga y arriba de la lancha se abrieron las apuestas: el Guía decía Tornasol, yo Surubí, otro Dorado… el tiempo pasaba y no se hacia ver, el pozo quedo vacante: Fue una hermosa Raya. Matías me copio y tiro su morena, nos pusimos a comer y a los minutos explota la chicharra, este era un Dorado… nos emocionamos con la variada pero la misión eran las Tornasoles.

 

Ya como a las 17hs el guía nos lleva hacia la represa para hacerle una pasada a los Dorados y empezó la fiesta amarilla. Era un pique en cada tiro, alzamos varios Dorados, fue todo un valet de saltos y corridas. Que mas se puede pedir, una jornada para no olvidar y quiero destacar que ni a Fede ni a Matías los conocía de antes, nos vimos por primera vez el Sábado al mediodía cuando partimos… esta es la Magia de los pescadores Deportivos !!!!

Walter Gastaldi

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/270116-paradise-fisherman/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Walter Gastaldi

Prácticamente nací con una caña en la mano, con la Pesca metida en cada célula. Mi Abuelo y mi Padre fueron empleados en la AAP y crecí ahí.

Deja un comentario