27/12/16 Tesoros del sur de Entre Rios

0

Como todo Tesoro hay que buscarlo, no está a la vuelta de la esquina así que encaramos la búsqueda junto a Pablo Gougeon y Nahuel Matuda con destino sur de Entre Ríos, zona de Paranacito …

Como siempre mucha tarea de Google maps, marcando rutas y posibles espejos de agua que a veces están y otras no, caminos que algunos son transitables y otros no, pero nada es fácil en este tipo de búsquedas. Gracias a Dios pesco seguido y no tengo tan marcada la ansiedad previa a la salida, y menos si voy a lugares que ya conozco de antemano, que me da la ventaja del conocimiento del ámbito y me permite elegir con antelación los señuelos a llevar, para ir solo con lo necesario: la indumentaria a usar, si se vadea o no.. pero esta salida era a un lugar nuevo y desconocido así que me tuve que preparar para sortear cualquier situación de pesca, lo que si me provocó cierta ansiedad.

 

Salimos a las 4 am, llegando al área designada como a las 7 am luego de recorrer varios caminos de tierra en medio de la nada misma. Dejamos el vehículo y emprendimos la caminata, ya a esa hora hacia 28º c y la poca brisa que soplaba la tapaba los montes de espinillo típicos de la zona. Agarramos un sendero hasta que llegábamos a un canalsito que estaba limpio de vegetación y parecía profundo, tenía desbordes con vegetación. A los pocos lances Nahuel tiene la primera captura, tambien Pablo y Yo pero me di cuenta que los ataques justo se daban en el veril de enfrente, depende con que señuelo había que tirar pasado el desborde solo con anti enganche, y al llegar al veril venía el ataque. Si era con señuelo convencional había que hacer un tiro muy justo en el veril y a los pocos cm se daba el ataque.

La verdad que muchos ataques y solo algunas capturas de muy buena calidad. Al ser profundo los ataques en superficie eran espaciados pero valían la pena, igualmente para probar coloque una goma lastrada haber si había algún monstruo dormido. Trabajándola bien por el fondo de repente tuve un ataque terrible con una fuerte llevada, linda pelea pero cuando sale a la superficie sorpresa: era un bagre sapo como de 2kg, obviamente de nuevo al agua. Acomode la goma y volví a la tarea y así se dieron 5 Bagres aguerridos. Desistí de raspar el fondo aunque eran muy deportivos los bagres, estaba por las Tarus así que volví a trabajar en superficie.

 

Ya teníamos suficientes capturas entre los tres y muy buenas pero se espaciaron muchos los ataques así que decidimos mover y buscar en los alrededores. Pablo nos comenta que al fondo había un espejo de agua y hacia allí fuimos a pesar que era de muy escasa profundidad. Agarramos un sendero que no llegaba a ningún lado, volvimos sobre nuestros pasos, saltamos muchos alambrados y llegamos a otro espejo, pero la orilla era un lodazal infranqueable. Después de la gran crecida quedaron infinidad de lagunas, algunas ya secándose y mucho pantano, fue durísima la travesía y no encontrábamos un lugar bueno para intentar.

Estábamos por volver al lugar de inicio cuando con Nahuel nos miramos y como para descansar decidimos hacer unos tiros en un lugar que no era muy propicio debido a que había mucha vegetación, mucho barro y parecía playo… pero para hacer unos intentos daba. Empezamos haciendo unos lanzamientos desde la orilla y nada, nos íbamos acercando y era muy pantanoso, nos adentramos y seguimos casteando e ingresando a la vez donde empezaron los ataques. Los primeros fueron fallidos por la densa vegetación pero seguimos insistiendo y encontramos unos pequeños claros para concretar los tiros . Comenzamos a clavar bien y fue una sorpresa, terribles tamaños, todas grandes a pesar de que estuvo muy difícil por la vegetación. De 10 ataques concretámos 4 Tarus… pero que Tarus, rondaban todas los 3kg.

 

Pablo desde la costa hizo lo suyo pero al rato ya nos hacia señas de que salgamos, eran las 16 hs y todavía sin almorzar. Buscamos la sombra mas cercana que no lo fue tanto, estábamos muy cansados, repusimos fuerza y volvimos al canal en donde comenzamos. El lugar tambien ya había descansado, la pesca ya estaba recontra hecha así que nos divertimos tratando de hacer pescar esos señuelos que a veces nunca tiramos al agua o no le damos muchas oportunidades y pescaron.

Así concluimos esta jornada de grandes portes, la ecuación se vuelve a dar, la mejor pesca siempre está en los lugares de muy difícil acceso donde la mano dañina del hombre no llega y si llega son pescadores Deportivos como nosotros que devolvemos cada una de las capturas. Algún día se terminará de entender por que yo creo que lo entienden pero les cuesta el cambio, hay que evolucionar como sociedad y deportistas !!!

Gentileza de Walter Gastaldi

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/271216-tesoros-del-sur-de-entre-rios/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Walter Gastaldi

Prácticamente nací con una caña en la mano, con la Pesca metida en cada célula. Mi Abuelo y mi Padre fueron empleados en la AAP y crecí ahí.

Deja un comentario