30/03/17 Un destino lleno de escamas y colores

3

Se acercaba la fecha de partida y los días previos costaba vencer el insomnio pero el ejercicio de armar y pesar nuestro equipaje de manera de no superar el peso admitido en el vuelo interno nos mantenían entretenido…

De la mano de experiencias anteriores y de consejos recibidos fuimos armando nuestro equipaje, que vale aclarar, en este tipo de viajes se encuentra conformado por un 80% de equipamientos de pesca y cámaras, y un 20% de calzado y vestimenta. En esta ocasión la modalidad elegida fue el fly cast exclusivamente, entre nuestros equipos llevamos cañas #4, #6, #8 y #10, reeles con buen freno que nos permitiera aguantar la explosiva corrida de los pavones y líneas de flote, intermedias y de hundimiento… la idea era no dejar ningún escenario de pesca excluido entre nuestro equipamiento.

Llegó el día, partimos desde Rosario la madrugada del 15/02 con destino a Bogotá previa escala en Panamá, pasamos una noche en Bogotá y al día siguiente partimos en un vuelo de cabotaje hacia Puerto Inírida, vale aclarar que hasta esta localidad se llega exclusivamente a través medios de navegación o bien vía aérea, no existen rutas de acceso terrestre que nos permitan llegar hasta allí. Una vez en Puerto Inírida nos alojamos en un hotel para partir al otro día hacia el campamento de pesca.

 

A las 9 de la mañana aproximadamente del 17/02 partimos desde el puerto de Puerto Inírida. En primera instancia navegaríamos 1 hora y 30-40 min por el Río Inírida aguas abajo hasta su encuentro con el Orinoco, y desde allí seguimos bajando hasta la Boca del Mataven. Una vez en la Boca del Mataven aprovechamos para almorzar y hacer el trasbordo del equipaje a los bongo de los aborígenes de la comunidad. El Río Mataven es administrado y custodiado por la comunidad Piaroa, a partir de allí ellos serían nuestros guías y coordinadores. Continuamos la navegación río arriba por el Mataven durante 3 hs 30-40 min, hasta llegar al campamento de pesca, hablar de lo que significa navegar ese río, internándose cada vez más en la selva no tiene demasiado sentido ya que nunca podríamos llegar a transmitirles la sensación de NATURALEZA PURA que irradia ese lugar.

Llegamos al campamento pero aún debíamos esperar hasta el día siguiente que sería la fecha en la cual comenzaríamos a pescar. Los días de pesca transcurrieron mayormente con jornadas de sol agobiante y mucha humedad, tan solo en una jornada, de las 6 de pesca, la lluvia nos acompañó. A los grandes pavones se los busca en las lagunas que se forman producto del desborde del río, en su gran mayoría, se los encuentra en pareja, son muy territoriales y es muy común visualizarlos. Hay que conservar la calma para poner la mosca correctamente en ese momento, es muy difícil.

Durante las primeras horas de la mañana y últimas horas de la tarde intentamos tentar a los grandes con líneas de flote y poppers, la realidad es que el transcurrir de los días nos llevó a elegir líneas de hundimiento y moscas importantes (15 – 18 cm) para facilitar la captura de los “cinchados” que no se hicieron esperar. Podríamos seguir volcando experiencias y situaciones de este viaje pero dejaría de ser un resumen para transformarse en una extensa historia, la idea es contarles en términos generales lo que fue este destino y no aburrirlos con detalles que tal vez no aporten demasiado.

 

Como resumen y tratando de transmitirles algunas conclusiones de nuestra experiencia: Hablando de equipos de fly, “el equipo” es un #8 por encima van a sobre esforzarse inútilmente y para especies menores un #4, los equipos #6 y #10 fueron de paseo.

Con respecto a las líneas, con flote y hundimiento cubren en un 80% los escenarios de pesca, primordial llevar líneas de repuesto, es común el corte de líneas. En cuanto a las Moscas usar poppers que muevan abundante volumen de agua, y streamers / deceivers 15 – 18 cm preferentemente en colores claros y naturales. Para aquellos que opten por bait, las cañas 8-17 y 10-20 lbs cubren perfectamente las necesidades. Señuelos hélices 12 – 18 cm, poppers y minnows 11 – 14 cm, algún jigs para cubrir una alternativa más. Una valija de 15 señuelos seleccionados correctamente alcanza y sobra para la totalidad del viaje. El chicote de fluorocarbono 60 lbs, tanto en fly como bait.

Esperamos que este breve relato de nuestro viaje aparte de entretenerlos les deje alguna información útil.
Gentileza de Peña Pesquera Castear

Compartir.

Sobre el Autor

Senti La Pesca

Portal dedicado a todo lo relacionado con el mundo de la Pesca Deportiva (Lugares, Modalidades de Pesca, Alojamientos, Excursiones/Concursos, Amigos, Notas, Comercios, etc.)

3 Comments

  1. ¡Buenos días!
    Me encanta este blog por la forma que tenéis de contar las experiencias. Me resulta una manera útil de quitarme el gusanillo de la pesca cuando no puedo ir, porque al leer este tipo de post es como si me uniese a vuestra aventura 🙂 Por eso quería agradeceros vuestro trabajo y pediros que sigáis así 😉

Deja un comentario