31/05/17 Conocimos la Laguna El Toro

0

Siempre nos mueve, y mucho, conocer una laguna nueva. Este caso era un tanto especial, ¿porque? hace ya un año largo escuchamos hablar de esta laguna, pero por cuestiones de tiempo no habíamos podido ir a relevarla, así que aprovechando el feriado del 25 de Mayo armamos el equipo y hacia allá nos dirigimos junto a Juani Lusich, Franco Gorini, Miguel Zaganias y quien redacta: Ariel Cabrera..

Nuestro equipo se contactó con Saul (2355-475911) y Luis (2396-626486) quienes amablemente disiparon todas las dudas y nos hicieron un plano de cómo llegar desde el cruce del viejo ferrocarril que cruza la ruta 226, son uno 13 km de tierra de un camino en buen estado (consultar si llueve).

Salimos con tiempo, tipo 6:30 am, ya que nos separan unos 170 km de la laguna. Tomamos por ruta 33 hasta Villegas y desde ahí agarramos la 226 rumbo a Carlos Tejedor – ojo que hay una parte fea, que esta arreglada y bien señalizada pero hay que pasar bien despacio -, al llegar al cruce de ferrocarril miramos el plano y nos ubicamos. Llegados a la laguna nos atendieron muy bien indicandonos los lugares de buena pesca, hasta un mapa de la misma nos dieron. La entrada cuesta $70.- por persona y la bajada $200, se hace con vehiculo propio con la ayuda de uno de los muchachos del pesquero dentro del agua con waders, la misma es de tierra (con mas razón llamen si llueve los dias anteriores).

 

Una vez depositada la embarcación en el agua accedimos a ella por un pequeño muelle, pero muy cómodo. A la hora de abordar, antes de subir, nos dieron las últimas indicaciones ya que la niebla era tan densa que no dejaba ver casi nada. Algo para destacar es que ni bien llegamos nos preguntaron si teníamos brújula, a lo cual conteste que siempre llevo el gps en el bolso de pesca. Ya en el agua con todas las indicaciones nos sentimos casi desorientados por no ver ninguna de las referencias, así que nos largamos al garete. Armamos cañas de 3.60 a 4 metros, Yo me decidí por estrenar un equipito: una caña kunnan monster, un reel kunnan fenix y multifilamento kunnan elite braided 8 hebras mas un jueguito doble-t naranjas y blancas del modelo 55, ya que el famoso jueguito negro y amarillo de hinojo no aparece por ningun lado.

Las líneas fueron de varios tipos, todas con buen resultado, brazoladas de 25 a 40 cm, anzuelos 1 1/0 y Yo con 2/0. La respuesta no se hizo esperar, los piques eran casi sutiles de pejes muy muy malos cuando los clavas. Algo para destacar, ya que siempre buscan escaparse y no se entregan, entreverados con algunos eléctricos nos hacian suponer que entre los pejes había dientudos, cosa que confirmamos en las primeras capturas. El viento era muy lindo y la pesca se estaba dando en una forma que nos hacía ilusionar. De repente la niebla comenzo a disiparse y sentimos algunas voces, miramos para atrás y estábamos a escasos metros del pesquero.

Ya con otro panorama habiendo divisado la isla y los palos marcados con un caño de pvc, decimos cambiar la cancha. En el camino le advertimos a una lancha que iba a pasar por la línea de palos a una velocidad poco adecuada. Elegimos la zona donde escurre el agua y a los pocos minutos de llegados unos muchachos de Junin clavan uno que llamó mi atención, estaba filmando nuestras boyas en busca de una clavada en vivo cuando le dije a Juani: – Me parece que es lindo, y me contestó: – Mirale la punta de la caña, e inmediatamente empecé a filmarlos con el zoom y alcance a capturar el momento justo en el que le ponen el copo a un hermoso ejemplar que acusó unos 875 gr, ¿el captor? un nene de unos 11 o 12 años, que liiiiinnnnndooooo que un pibe tenga una experiencia así!!

 

Todo esto aumentó nuestras expectativas, así que esperando sacar uno igual seguimos pescando pero el viento y el clima tenían otros planes, se plancho completamente y nuestros menos deseados amigos empezaron a hacer de las suyas. Igual hay que tener en cuenta que cuando esto pasa no hay que desmoralizarse porque siempre entre medio de los dientudos hay pejes y así se dio, algunos le fuimos sacando, de hecho en un momento tengo un pique… clavo… corre el freno del reel (ese ruido que tanto no ilusiona)… siento algo lindo en la fuerza que hace la caña (nunca la baje)… empiezo a traer y “plaf” un salto, se le vio el lomo y me pareció bueno, no como el del pibe pero era lindo y ahí nomás el segundo “plaf” y se soltó, ¿la verdad? Hacia rato no me lamentaba tanto que uno se escape, pero bue esto es así ¿siempre el mas lindo se va no?.

Con todo esto y para tranquilizar, Juani preparar la picada. Al poco rato empezó a llover de una manera que nos hacía suponer demasiadas complicaciones para sacar el trucker ya que la Duster mía no es 4×4, la duda de cómo quedaría el camino, etc. Decidimos salir con la ilusión de volver. A mi me gusto mucho, la laguna no es grande como otras lagunas, que recordemos están todas con mucha agua, profundidad y ondas, pero es especial. Tiene reparo de todos los flancos y una isla hermosisima para comer un asado.

En fin si tenes una embarcación chica, la estas probando, queres llevar por primera vez a tu hijo y no queres que se asuste, esta es la laguna. Sumale que salen muy lindos pejes y muy pero muy combativos, ya que casi todos los que agarramos eran de un promedio cercano a los 400 gr, y de yapa hay sorpresas. Conoce la laguna el Toro!

Abrazo y espero les sirva…
Gentileza Laguneros Argentinos

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/310517-conocimos-la-laguna-el-toro/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

Senti La Pesca

Portal dedicado a todo lo relacionado con el mundo de la Pesca Deportiva (Lugares, Modalidades de Pesca, Alojamientos, Excursiones/Concursos, Amigos, Notas, Comercios, etc.)

Deja un comentario