Río Salado

1

El Salado en nuestra provincia es el curso de agua más que reconocido por todos aquellos que alguna vez empuñamos una caña, vivamos o no cerca del río. No solo es el más largo de la provincia sino también el de mayor cuenca e influencia, y es el mayor “distribuidor” de peces de todo el estado. Desde los límites con la provincia de Córdoba esta vía de agua se viene abriendo paso hasta desembocar en el océano atlántico sobre la bahía de Samborombón.

Sus acostumbrados desbordes forman a lo largo de todo su curso bañados y lagunas. Algunos de los desbordes y / o lagunas que se forman pasan desapercibidos y otros son famosos. Entre estos últimas podemos contar a la laguna de Mar Chiquita en Junín, Las Flores Grande en Roque Pérez y La Tigra en Chascomús entre solo algunos espejos de agua formados por el gran Salado, que recibe durante todo su curso la afluencia de los arroyos y algunas cañadas, forma lagunas interpuestas en su curso y luego de divagar por la llanura pampeana formando meandros, desemboca en la Bahía de Samborombón en medio de cangrejales y conchillas. Posee una longitud total de 650 kilómetros, es de régimen pluvial y posee una cuenca equivalente al 13% de la superficie provincial, con el 34% de esta cuenca abarcada por los cursos que vierten sus aguas en el río.

La volcada de agua más importante de toda la cuenca es la del arroyo Vallimanca desde las encadenadas de Guaminí. Durante grandes inundaciones, fue allí que se montó un sistema de bombeo que hace que no se modifiquen en forma anormal y riesgosa las aguas de la zona, como en esos años sucedió que la ruta 33 parecía un puente sobre un mar. También se desagotaron las lagunas de la zona de Trenque Lauquen por medio del Canal Mercante a la altura de Alberdi, otro enorme aporte de agua al Salado. Y todo esto suma peces a su cauce, a pesar que hoy, con los esfuerzos por canalizarlo para liberar a los campesinos de las nefastas inundaciones de sus tierras y sembrarlas, está muy devaluadao y perjudicado en forma directa por estos sembrados y sus pesticidas. Pero volviendo al río, en todo su recorrido se puede uno acercar caña en mano, condicionando las expectativas al nivel de agua y de contaminación de la zona a la que accedamos.

Los bagres, las tarariras, los dentudos, las carpas, las lisas y los pejerreyes son las estrellas de este clásico de la llanura bonaerense. También lo pueblan especies forrajeras y sabalitos. En pesqueros clásicos como Lato, Paso de Los Botes, Villanueva, Las Gaviotas, El Porvenir y La Virgencita las capturas de carpas y bagres enormes son comunes, y en todo su curso se logran caturas excepcionales de lisas. Podemos empezar por los puentes más clásicos de las rutas mas concurridas.

• Ruta 7
A la altura de Junín aproximadamente este río comienza a tomar caudal confundiéndose con las aguas de las lagunas de Mar Chiquita, de Gómez y El Carpincho. En su curso, cuando baja agua, podemos capturar buenos pejerreyes que vienen arrastrados de las masas lagunares, carpas, tarariras, bagres y dentudos en lugares muy rendidores como por ejemplo el canal de unión de las lagunas El Carpincho y De Gómez. De la misma manera los desparrama en bañados que se forman por sus crecidas.

• Ruta Nacional 5
Pasa lo mismo que en todo su recorrido superior. La pesca deportiva se condiciona al caudal de agua que arrastre con las especies de época (pejerreyes, carpas, tarariras, bagres, dentudos).

• Ruta Provincial 41
Buen pesquero permanente de grandes carpas. Las tarariras también se capturan regularmente desde sus orillas bajo el puente. Lisas, bagres y pejerreyes son habitantes comunes del sector. Hay almacén de ramos generales y venta de carnada (la masa es muy buena).

• Ruta Nacional 205
Ya con un poco más de agua se repite la constante de pesca en todo su cauce con especies como Tarariras, bagres, lisas, pejerreyes, carpas y dientudos.

• Ruta Nacional 3
El puente a la altura de Videla Dorna siempre rinde en especies de bagres, tarariras y dientudos con algún pejerrey de medida en temporada y carpas.

• Ruta Provincial 29
A la altura de Gral. Belgrano el río serpentea formando ideales lugares tanto para la pesca como para el esparcimiento de toda la familia con zonas de camping y balnearios. Los puentes de Villanueva y Las Gaviotas junto a las compuertas y al Canal Aliviador se suman a las posibilidades piscatorias para ejemplares clásicos del río. La zona es marcada por aficionados para concurrirla en cualquier escapada diaria desde la Capital Federal. La ciudad acompaña con buena infraestructura para los pescadores. Pejerreyes, dentudos, carpas, tarariras, bagres y lisas a la orden del día. Algunos de los pesqueros de la zona son:

  • Camping Municipal: Sobre el mismo río entra las compuertas 1 y 2.
  • El porvenir: Entre General Belgrano y Puente las Gaviotas.
  • Los Humbertos: Camping sobre la vera del río.
  • Paso de los Botes: Por la calle que va al matadero.
  • Arroyo Los Poronguitos: Por la calle del matadero antes de llegar a la Ruta 41.

• Ruta Provincial 57
El paraje El Destino con su renombrado puente y sus orillas transitables con cualquier tipo de vehículo es zona de muchas y buenas lisas en temporada, junto a capturas sostenidas de: Bagres, tarariras, carpas, dientudos y pejerreyes, que completan la fauna local.

• Autovía 2
Tal vez el pesquero más conocido pero la más de las veces el menos rendidor. La anchura en este punto es importante y a partir de aquí se van distribuyendo sus aguas en diferentes canales como el 15, el río Salado propiamente dicho y el Salado inferior hasta llegar sus aguas a la bahía de Samborombón. En toda esta zona, incluyendo sus emisarios y desbordes naturales, la pesca es buena de verdad en todas las variedades existentes a lo largo de todo su curso.

Compartir:
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.sentilapesca.com.ar/rio-salado/
Twitter
SHARE
YOUTUBE
Whatsapp

Sobre el Autor

1 comentario

Deja un comentario